La épica castellana tiene su mejor exponente en el Cantar de Mio Cid, que exalta la figura del infanzón Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador, tanto en su dimensión histó rica como en las circunstancias personales de la vida del héroe.

ACTIVIDADES 13

Comienzan ya a preparar la gran sala de palacio.

Los suelos con mucha alfombra, todo bien encortinado.

¡Cuánta seda y cuánta púrpura y cuánto paño preciado!

¡Gusto os daría vivir y comer en el palacio!

Los caballeros del Cid aprisa allí se juntaron, 5

y entonces en aquel punto por los Infantes mandaron.

Ya cabalgan los Infantes, camino van del palacio,

con muy ricas vestiduras, galanamente ataviados.

A pie y con muy buena cara, ¡Dios qué discretos entraron!

Recibiolos nuestro Cid; con él todos sus vasallos. 10

Ante el Cid y su mujer los Infantes se inclinaron.

A sentar ellos se fueron en un muy precioso escaño.

Los de la casa del Cid, siempre en todo mesurados,

están atentos mirando al que nació afortunado.

Allí el Cid Campeador ved que en pie se ha levantado: 15

—Puesto que hacerlo tenemos, ¿por qué lo vamos tardando?

Venid acá, mi Alvar Fáñez, el que tanto quiero y amo.

Aquí tenéis mis dos hijas; yo las pongo en vuestras manos.

Sabéis que al Rey esto mismo se lo tengo así rogado.

No quiero faltar en nada de lo que fue concertado. 20

A los dos Infantes, vos dádselas con vuestras manos,

que tomen las bendiciones, y vayamos acabando.

Entonces dijo Minaya: —Esto haré yo de buen grado.

De pie las dos se levantan, y él las tomó de las manos.

Y a los Infantes, Minaya esto mismo les va hablando: 25

—Aquí estáis ante el Minaya, vosotros, los dos hermanos.

De manos del Rey Alfonso, pues a mí me lo ha mandado,

estas dueñas yo os entrego, que ambas son hijasdalgo;

que las toméis por mujeres, dadles honras y cuidados.

Los de Carrión las reciben con amor y de buen grado. 30

Al Cid y a doña Jimena, van a besarles las manos.

Así que esto hubieron hecho, se salieron del palacio.

Aprisa, a Santa María, hacia allí van caminando.

Muy pronto se revistió don Jerónimo, el prelado,

y a la puerta de la iglesia estábalos esperando. 35

Las bendiciones les dio; después la misa ha cantado.

Al salirse de la iglesia cabalgaron a buen paso.

Afuera de la ciudad, en un arenal cercano,

¡Dios, y qué buen juego de armas hizo el Cid a sus vasallos!

Poema del Cid

REFUERZO

1. El Cantar de Mio Cid

1.¿Qué episodio del Cantar narra este

fragmento? Indica a qué parte del poema

corresponde.

2.Señala las apelaciones al auditorio presentes

en estos versos. ¿Qué funciones del lenguaje

predominan en ellos?

3.Reconoce el empleo de epítetos épicos y señala

a quién se califica por medio de este recurso.

4.Mide los versos y analiza la rima de esta tirada

del Cantar de Mio Cid.

5.Diferencia la presencia del discurso

del narrador del de los personajes en

este fragmento.

6.Para relatar los sucesos, el narrador emplea

dos tiempos verbales; ¿de cuáles se trata?

7.¿Qué efecto se produce con el cambio

de formas verbales?

8.Explica cómo se caracterizan los personajes

mencionados en este pasaje.

1

Respuestas

2012-11-11T13:27:57+01:00

1.segundo cantar (v.2205)

2. La función del lenguaje predominante en el fragmento precedente es:

A) fática.

B) apelativa.

C) expresiva.

D) poética.

E) metalingüística.

3. Si pasamos a los cantares de gesta medievales, podemos centrarnos en el Poema de Mio Cid’. El héroe castellano Rodrigo Díaz de Vivar es nombrado con epítetos épicos como los siguientes: “el que en buen ora cinxo espada”, “en buen ora fuiste nascido”, “el buen Campeador”, “el de la barba vellida”... Sin embargo, no es el protagonista el único que es definido con epítetos épicos.

4.El cantar del mio Cid es un cantar de gesta (epopeya de la Edad Media escrita o una manifestación literaria extensa perteneciente a la épica que narra las hazanas de un héroe que representa las virtudes que un pueblo o colectividad consideraban modélicas durante el medievo).
Se trata de la primera obra narrativa extensa de la literatura española en una lengua romance.
El poema consta de 3,735 versos anisosilábicos (versos con numero de sílabas distintas), aunque dominan versos de 14 a 16 sílabas métricas. Los versos del cantar del mio Cid están divididos en hemistiquios (verso que se mide en métrica como si fuese un verso entero y va separada de la otra mitad por una pausa en la entonación o cesura) separados por cesura (espacio dentro de un verso).

5. El Cantar de mio Cid se diferencia de la épica francesa en la ausencia de elementos sobrenaturales, la mesura con la que se conduce su héroe y la relativa verosimilitud de sus hazañas. El Cid que ofrece el Cantar constituye un modelo de mesura y equilibrio

6. preteritp pluscuamperfecto 

7. la progresión dramática se alc8.anza a partir del acercamiento

8. Uno de los rasgos peculiares de la obra es la habilidad del autor para caracterizar a los personajes. Existe una humanización expresa de la figura del Cid, a quien se muestra no solo como un héroe, sino también como un ser humano, dotado de profundidad psicológica. El Cid es un infanzón, un miembro de la baja nobleza que asciende socialmente gracias a sus propios méritos. El protagonista es un personaje física y psicológicamente fuerte; es moderado y se muestra reflexivo, justo, sensible y profundamente religioso. No hay ningún personaje en la obra que adquiera su categoría moral.