Respuestas

2012-11-08T15:03:43+01:00

ROMANCE DE JUVENTUD.

 

Fue en un pueblo tan pequeño

como un cocuyo en la noche;

yo feriaba diez y ocho

Ella cuidaba catorce.

Por las venas nos corria

juventud a borbotones.

 

La requerí sin palabras

y comprendió mis amores.

Entre silencio y silencio

se oían los corazones

bordando con hilo rojo

la inicial de nuestros nombres.

 

Tenía la piel morena,

o mejor, como de bronce.

Los ojos, si no eran negros,

de ello pecaban por complices,

y juraria que sus labios

ahogaron dos rebeliones.

 

La quise como se quiere

cuando se empieza a ser hombre,

sin recortar el cariño

y sin medir las pasiones,

jugando " en paro " los sueños

como si fueran doblones.

 

Le hable de todas as cosas

de que no hablan los mayores:

De una casita en la loma,

de tardes de arreboles,

de un corredor con baranda

y de un tiple con canciones.

 

Le referí que la luna

iba de noche a los montes

para platear los yarumos

y consolar girasoles.

Su entusiasmo era un lebrel

detrás de mis invenciones.

 

Y los dos fuimos felices

sin penas, sin sinsabores,

nos contabamos la vida

como un cuento de colores,

y el corazón era un trompo

con su cuerda de ilusiones.

 

Más, fuimos los dos creciendo

y nacieron los temores:

ya no creyó en la casita,

ni en la luna, ni en el monte,

y hasta me llegó a decir 

! Ah pereza corredores !

 

Todo nos iba apartando.

Volvió el silencio de entonces.

Entre fastidio y fastidio

se oían dos corazones

bordando con hilo rojo

la fuga de nuestros nombres.

 

Ya no corría en la sangre

juventud a borbotones,

en mí, la mató la logica,

en Ella, las intuiciones,

comenzamos a pensar

como piensan los mayores.

 

Resolvimos separarnos,

sin escenas, sin reproches,

nos repartimos los sueños

y también las ilusiones.

Ella se llevó la casa,

Yo el tiple con las canciones.

 

Fue una historia como tantas,

diez y ocho años y catorce.

Me mintió como mujer,

Yo le mentí como hombre. 

El pueblo era pequeño

como un cocuyo en la noche.