Respuestas

  • Usuario de Brainly
2012-10-31T02:23:58+01:00

ASPECTOS   POSITIVOS   Y NEGATIVOS DE LAS REFORMAS REALIZADAS A LA LEY 80 DE 1993
Actividad No. 2 Reconocimiento general y de actores




Trabajo realizado por la alumna:
LINA MARIA FERREROSA GONZALEZ
CODIGO 31 486 154


Trabajo presentado al:
Dr. JOSE EDWARDO CORREDOR TORRES
TUTOR CONTRATACION ESTATAL





UNIVERSIDAD NACIONAL ABIERTA Y A DISTANCIA “UNAD”
ESPECIALIZACIÓN EN GESTIÓN PÚBLICA
      CEAD   PALMIRA
      Septiembre   2012





INTRODUCCION

Frente a los retos que hoy tienen las organizaciones públicas para desarrollar una nueva cultura de la gestión pública, basada en los atributos que demandan los actuales procesos de la modernización del Estado y la globalización de la economía, con sus consecuencias en la privatización de ciertos servicios públicos y la democratización de los asuntos públicos, se exige un cambio en el escenario de la gestión pública, pasando de un Estado cada vez menos centralista a uno descentralizado, que reconoce y otorga la necesaria autonomía y, por ende, el mayor protagonismo y responsabilidad a sus servidores en la búsqueda y aseguramiento del desarrollo social sostenible.

La Contratación Estatal debe concebirse como el principal mecanismo para proveer los bienes y servicios requeridos para el desarrollo económico y social sostenible de una nación. Por tanto, la administración pública exige de funcionarios que se caractericen por su capacidad de análisis, su aptitud para introducir racionalidad en el proceso decisorio, por su destreza en el planteamiento de objetivos, en la configuración de estrategias y en la habilidad para establecer adecuadas relaciones interpersonales, ya que, comprometido con la implementación de las políticas públicas, su propósito esencial debe centrarse en el de la correcta satisfacción de las necesidades fundamentales de la sociedad.









2012-10-31T02:25:26+01:00

Frente a los retos que hoy tienen las organizaciones públicas para desarrollar una nueva cultura de la gestión pública, basada en los atributos que demandan los actuales procesos de la modernización del Estado y la globalización de la economía, con sus consecuencias en la privatización de ciertos servicios públicos y la democratización de los asuntos públicos, se exige un cambio en el escenario de la gestión pública, pasando de un Estado cada vez menos centralista a uno descentralizado, que reconoce y otorga la necesaria autonomía y, por ende, el mayor protagonismo y responsabilidad a sus servidores en la búsqueda y aseguramiento del desarrollo social sostenible.

La Contratación Estatal debe concebirse como el principal mecanismo para proveer los bienes y servicios requeridos para el desarrollo económico y social sostenible de una nación. Por tanto, la administración pública exige de funcionarios que se caractericen por su capacidad de análisis, su aptitud para introducir racionalidad en el proceso decisorio, por su destreza en el planteamiento de objetivos, en la configuración de estrategias y en la habilidad para establecer adecuadas relaciones interpersonales, ya que, comprometido con la implementación de las políticas públicas, su propósito esencial debe centrarse en el de la correcta satisfacción de las necesidades fundamentales de la sociedad.