Respuestas

2012-10-28T00:46:13+02:00

CONÍFERAS: Por ejemplo el PINO, que es una GIMNOSPERMA perteneciente a la Clase de las CONÍFERASs. Este árbol puede alcanzar una altura bastante considerable.

REPRODUCCIÓN: Al producirse la fecundación, los óvulos descubiertos se transforman en semillas que también quedan desnudas y carentes de la protección que proporciona la estructura del fruto. Son ejemplos el Pino, Ciprés, Cedro y Araucaria, que pertenecen a la clase de las CONÍFERAS. Tienen reproducción SEXUAL, a través de flores. Las flores son de sexos separados y se agrupan en inflorescencias con forma de CONOS. Las inflorescencias o conos masculinos, llamados AMENTOS, se ubican en la terminación de las ramas. Las flores se disponen en forma espiralada alrededor de un eje de escasa consistencia. Cada flor consta de una bráctea membranosa con función protectora y de una delgada lámina ubicada sobre ella, la HOJA ESTAMINAL, que lleva adheridos en su cara superior DOS SACOS POLÍNICOS que contienen los granos de polen. Los granos de polen del pino presentan 2 CÁMARAS DE AIRE que son una eficaz adaptación para la polinización anemófila (viento). Las inflorescencias o Conos femeninos se denominan ESTRÓBILOS o PIÑAS, nombre que en sentido estricto corresponde aplicar luego que las flores han sido fecundadas y por lo tanto la inflorescencia se ha transformado en un conjunto de frutos. Los conos femeninos son de mayor tamaño y más consistente que los masculinos. Se ubican por debajo de los Amentos, lo que facilita la polinización por caída del polen. Constan de un eje en el que las flores se ubican en forma espiralada. Cada flor está constituida por una BRÁCTEA LEÑOSA protectora sobre la cual se ubica una fina HOJA CARPELAR abierta en cuya cara superior se localizan los ÓVULOS o PRIMORDIOS SEMINALES. Luego de la fecundación, transformados los óvulos en semillas, se desarrolla en las mismas una expansión membranosa que actúa como un ala y asegura su dispersión por acción del viento.





espero que te sirva

2012-10-28T00:46:50+02:00

Las plantas coníferas son normalmente perennes, y pueden tener agujas en lugar de hojas. Pero lo más importante es que se reproducen mediante semillas que crecen dentro de conos. Estos conos maduran en el curso de las semanas y las semillas luego se dispersan ya sea porque caen, son comidas o transportadas por la fauna del bosque. Esto es algo que sólo las coníferas pueden hacer.

  Cómo comienza la reproducción de las coníferas

En la primavera, las coníferas comienzan a prepararse para la reproducción. Los árboles cambian de un metabolismo lento invernal a un metabolismo de alta producción. Absorben nutrientes y expanden sus raíces tan profundo como sea posible, por lo que la planta está en su estado de mayor fortaleza cuando comienza la reproducción. Una vez que el árbol está en su óptima fortaleza, comienza a formar los conos. Estos en un principio son pequeños y generalmente verdes. En el transcurso de varias semanas, los conos crecen y maduran tornándose de un color marrón, que es como la mayoría de las personas los conoce. Una vez que los conos maduran, comienza la reproducción.

  El proceso de la reproducción de las coníferas

Las coníferas presentan conos masculinos que tienen polen y conos femeninos que contienen óvulos. El polen de los conos masculinos es transferido a los conos femeninos por el movimiento del viento y por los insectos. Una vez que el polen entra a los conos femeninos, comienzan a formarse las semillas. Las semillas continúan madurando, y cuando están maduras los conos se abren y las semillas comienzan a dispersarse. Algunas caen en el suelo y brotan, mientras que otras son comidas y depositadas en otras áreas. Algunas quedan atrapadas en el cono y caen cuando éstos caen, o cuando la fauna los mueve. Una vez que la semilla es depositada, tiene la chance de brotar y convertirse en un nuevo árbol.