Respuestas

2012-10-24T20:50:35+02:00

Un diálogo permanente entre la visión y los testimonios materiales de las antiguas civilizaciones que poblaron nuestro territorio y las soluciones, formas y colores del arte moderno y contemporáneo puede ser admirado por quien visita el Museo Nacional de Antropología (MNA), ubicado en el Bosque de Chapultepec, en la Ciudad de México.

Considerado una obra de arte en sí mismo, el edificio del MNA fue diseñado en los años 60 por el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, para mostrar ejemplos sobresalientes de arte precolombino y arte indígena del presente, que cubre la enorme variedad étnica de nuestro territorio.

Inaugurado el 17 de septiembre de 1964, el Museo de Antropología atrae año con año a más de dos millones de visitantes. Tanto en sus espacios abiertos, como al interior de sus 23 salas de exposición permanente, se puede apreciar también la valiosa colección de arte moderno y contemporáneo del recinto, que convive de manera armónica con el discurso museográfico.

Desde la entrada al MNA salta a la vista su enorme vestíbulo revestido de mármol de Carrara, y la celosía de madera diseñada por el propio Ramírez Vázquez. Hacia la derecha, presidiendo la entrada del auditorio Jaime Torres Bodet, se encuentra el mural Dualidad, de Rufino Tamayo (1899-1991), que alude a la eterna lucha entre el bien y el mal, la luz y la oscuridad.

Este mural reúne –escribió la crítica de arte Raquel Tibol– “dos elementos fundamentales en la simbología del México antiguo: la serpiente emplumada, asociada al día, a Quetzalcóatl, a la sabiduría, a la luz, a la vida, y el jaguar, conectado con la tierra, la noche, el dios Tezcatlipoca, los sacrificios humanos y la muerte. Los opuestos luchan en un ámbito donde colorido y forma conjugan fuerza y elegancia, para imprimir gran dinámica a la dicotomía de los contrarios: día y noche, astucia y fuerza, bondad y maldad, civilización y barbarie”.