Respuestas

2012-10-24T03:00:19+02:00

En una vibración armónica, en general, están presentes, además del armónico fundamental, varios de sus amónicos.

El timbre de un sonido se caracteriza por el número de armónicos que están presentes en un sonido y por sus intensidades respectivas.

Y el tono indica la frecuencia del sonido.

Si la frecuencia es baja, se dice que el sonido es grave, y si es alta el sonido es agudo.

¡La mejor respuesta!
2012-10-24T03:04:12+02:00

El sonido proviene de cuerpos que vibran. Estas vibraciones sonoras se propagan  comúnmente a través del aire, hasta llegar a los oídos. Sin embargo, el medio por el que  se propaga el sonido no se traslada junto con él, sino que cada molécula vibra en su  posición y transmite esa vibración a las moléculas que la rodean, manteniendo su posición  inicial. A la propagación de las vibraciones en un medio cualquiera, sea éste sólido, líquido o  gaseoso, se la llama onda. Las ondas sonoras no pueden propagarse en el vacío. La  velocidad de propagación será diferente en cada medio. En el aire su velocidad es de 340  metros por segundo.

El sonido posee diferentes características que hacen que no siempre lo escuchemos  igual: - La intensidad: volumen de un sonido, que puede ser más fuerte o más débil. - El tono: cualidad que permite a un sonido ser grave o agudo. - El timbre: conjunto de características que permiten distinguir cada voz o instrumento.

.

Cuando se produce una perturbación periódica en el

aire, se originan ondas sonoras longitudinales. Por ejemplo, si se golpea un diapasón con un martillo, las ramas vibratorias emiten ondas longitudinales. El oído, que actúa como receptor de estas ondas periódicas, las interpreta como sonido.

Entonces el

sonido es la vibración de un medio elástico, bien sea gaseoso, liquido o sólido. Cuando nos referimos al sonido audible por el oído humano, estamos hablando de la sensación detectada por nuestro oído, que producen las rápidas variaciones de presión en el aire por encima y por debajo de un valor estático. Este valor estático nos lo da la presión atmosférica (alrededor de 100.000 pascals) el cual tiene unas variaciones pequeñas y de forma muy lenta, tal y como se puede comprobar en un barómetro.

¿Cómo son de pequeñas y de rápidas las variaciones de

presión que causan el sonido?. Cuando las rápidas variaciones de presión se centran entre 20 y 20.000 veces por segundo (igual a una frecuencia de 20 Hz a 20 kHz) el sonido es potencialmente audible aunque las variaciones de presión puedan ser a veces tan pequeñas como la millonésima parte de un pascal. Los sonidos muy fuertes son causados por grandes variaciones de presión, por ejemplo una variación de 1 pascal se oiría como un sonido muy fuerte, siempre y cuando la mayoría de la energía de dicho sonido estuviera contenida en las frecuencias medias (1kHz - 4 kHz) que es donde el oído humano es mas sensitivo.

El sonido puede ser producido por diferentes

fuentes, desde una persona hablando hasta un altavoz vibrando y puede viajar a través de distintos medios de propagación.