Respuestas

2012-10-23T05:34:37+02:00
CUALQUIER CAMBIO EN LA ACIDEZ DEL AGUA PRODUCE CONSECUENCIAS GRAVISIMAS PARA ESTE ECOSISTEMA Y PARA LOS ORGANISMOS QUE HABITAN EN EL  La mayoría de los estudios indican que cuando la acidificación aumenta, la calcificación disminuye, afectando a la formación de conchas y esqueletos. En lo que respecta a la calcificación, los organismos marinos reaccionan de distintas maneras en las diferentes etapas de su ciclo vital. Algunas de las primeras etapas de vida son especialmente sensibles a la acidificación.               En el caso de los animales marinos, entre ellos los invertebrados y algunos peces, la acumulación de CO2 en el cuerpo también puede alterar procesos distintos de la calcificación, lo que puede provocar cambios generales de la morfología, el estado metabólico, la actividad física y la reproducción del organismo en cuestión.               Algunos grupos de fitoplancton, como los cocolitofóridos, podrían verse afectados negativamente por la acidificación del océano, mientras que otros, como por ejemplo, las cianobacterias que fijan nitrógeno, podrían resultar beneficiados por los elevados niveles de CO2. Los efectos que se producen en el fitoplancton y otras especies vulnerables podrían alterar las redes alimentarias marinas, lo que a su vez afectará a las pesquerías.               A mediados de este siglo, se prevé que los índices de calcificación de los corales disminuirán alrededor de un tercio y la erosión de los corales superará la tasa de crecimiento de los mismos. Es posible que muchos arrecifes no subsistan.               Los experimentos han mostrado que la acidificación del océano dificulta la calcificación de los corales profundos. En 2100, el 70% de los corales de agua fría estarán expuestos a aguas corrosivas. Los ecosistemas de corales de agua fría proporcionan hábitat y zonas de alimento y desove para muchos organismos de aguas profundas, incluidas algunas especies piscícolas comerciales.               La reproducción selectiva de una especie de ostra muestra que se puede aumentar la resistencia a la acidificación, lo que indica que algunos organismos podrían tener cierto nivel de adaptación. No obstante, se desconoce cómo se adaptarán la mayoría de los organismos a un ambiente de mayor acidez.                                     La gravedad de esos efectos podría depender en parte de la interacción entre la acidificación y otras presiones ambientales como el incremento de las temperaturas oceánicas, la pesca excesiva y las fuentes terrestres de contaminación. En dos especies de cangrejo la acidificación del océano disminuye la resistencia a las temperaturas extremas, lo que pone de manifiesto una mayor sensibilidad al calentamiento, así como la posibilidad de que se reduzcan las zonas de distribución de especies.               Los medios donde los niveles de CO2 son naturalmente elevados, como algunas zonas costeras que se ven influidas por corrientes ascendentes de aguas o aportaciones fluviales, o zonas que reciben aportaciones de CO2 de carácter volcánico o hidrotermal, ofrecen una visión de cómo serán los ecosistemas marinos del futuro. En esas zonas la biodiversidad es reducida y existe un gran número de especies invasoras. A mediados de este siglo, es posible que muchos arrecifes no subsistan. QUÉ EFECTOS TENDRÁ LA ACIDIFICACIÓN DEL OCÉANO EN LA VIDA MARINA?                         La acidificación del océano produce una reducción de la cantidad de iones carbonato en el agua. Muchos animales marinos necesitan iones carbonato para el carbonato cálcico indispensable en la formación de esqueletos y conchas. Esto afectará su desarrollo y su capacidad de reproducción, llegando a suponer un peligro para sus poblaciones.               Entre las especies más inminentemente amenazadas están los corales, cangrejos, langostas, almejas y ostras.               La disminución de especies menos conocidas, como los terópodos (pequeños caracoles marinos), tiene un efecto importante a niveles más altos de la cadena alimentaria. Los terópodos son una importante fuente de alimentación para muchos tipos de peces, ballenas y pájaros de las regiones polares y subpolares.               También son preocupantes los efectos en los corales, ya de por sí altamente sensibles al entorno, puesto que un cuarto de todas las especies marinas depende de los arrecifes de coral como refugio, guardería, fuente de alimentación y área de desove. Es decir, nueve millones de especies marinas, incluidas cuatro mil especies de peces, océano prevé que en este siglo haya una extinción masiva de los corales tanto en aguas tropicales como frías si no se controlan las emisiones de carbono. MAS INFORMACION : http://itvhambiental.blogspot.com/2012/06/la-acidez-en-los-ecosistemas-acuaticos.html