Respuestas

2012-10-20T03:45:50+02:00

Las Cruzadas fueron expediciones emprendidas, en cumplimiento de un solemne         voto, para liberar los Lugares Santos de la dominación mahometana.         El origen de la palabra remonta a la cruz hecha de tela y usada como insignia         en la ropa exterior de los que tomaron parte en esas iniciativas. Escritores         medievales utilizan los términos crux (pro cruce transmarina,         Estatuto de 1284, citado por Du Cange s.v. crux), croisement         (Joinville), croiserie (Monstrelet), etc. Desde la edad media el         significado de la palabra cruzada se extendió para incluir         a todas las guerras emprendidas en cumplimiento de un voto, y dirigidas         contra infieles, ej. contra mahometanos, paganos, herejes, o aquellos         bajo edicto de excomunión. Las guerras emprendidas por los españoles         contra los moros constituyeron una cruzada incesante del siglo XI al XVI;         en el norte de Europa se organizaron cruzadas contra los prusianos y lituanos;         el exterminio de la herejía albigense se debió a         una cruzada, y, en el siglo XIII los papas predicaron cruzadas         contra Juan Lackland y Federico II. Pero la literatura moderna ha abusado         de la palabra aplicándola a todas las guerras de carácter         religioso, como, por ejemplo, la expedición de Heraclio contra         los persas en el siglo VII y la conquista de Sajonia por Carlomagno.         La idea de la cruzada corresponde a una concepción política         que se dio sólo en la Cristiandad del siglo XI al XV; esto supone         una unión de todos los pueblos y soberanos bajo la dirección         de los papas. Todas las cruzadas se anunciaron por la predicación.         Después de pronunciar un voto solemne, cada guerrero recibía         una cruz de las manos del papa o de su legado, y era desde ese momento         considerado como un soldado de la Iglesia.         A los cruzados también se les concedían indulgencias         y privilegios temporales, tales como exención de la jurisdicción         civil, inviolabilidad de personas o tierras, etc. De todas esas guerras         emprendidas en nombre de la Cristiandad, las más importantes fueron         las Cruzadas Orientales, que son las únicas tratadas en este artículo.

DIVISION         Ha sido habitual el describir las Cruzadas como ocho en número:      

primera, 1095-1101; segunda, encabezada por Luis VII, 1145-47; tercera, conducida por Felipe Augusto y Ricardo Corazón de             León, 1188-92; cuarta, durante la cual Constantinopla fue tomada, 1204; quinta, que incluyó la conquista de Damietta, 1217; sexta, en la que Federico II tomó parte (1228-29); así             como Teobaldo de Champaña y Ricardo de Cornualles (1239); séptima, liderada por San Luis, 1249-52; octava, también bajo la dirección de San Luis, 1270.          

 

Esta división es arbitraria y excluye muchas expediciones importantes,         entre ellas las de los siglos XIV y XV. En realidad las Cruzadas continuaron         hasta fines del siglo XVII, la cruzada de Lepanto ocurrió en 1571,         la de Hungría en 1664, y la cruzada del duque de Borgoña         a Candía, en 1669. Una división más científica         se basa en la historia de las colonias cristianas en Oriente; por consiguiente         el tema se tratara en el siguiente orden: