Respuestas

2012-10-17T02:15:08+02:00
Los síntomas de la fiebre reumática generalmente aparecen entre una y cinco semanas después de que su hijo se ha infectado con estreptococos. A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la fiebre reumática. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir: 

* inflamación de las articulaciones - que incluye hinchazón, dolor a la palpación y enrojecimiento en múltiples articulaciones. Las articulaciones afectadas suelen ser las articulaciones mayores de las rodillas o tobillos. La inflamación "se mueve" de una articulación a otra durante varios días.

* pequeños nódulos o protuberancias redondeadas y duras debajo de la piel

* un cambio en los movimientos neuromusculares de su hijo (esto generalmente se detecta al observar cambios en la escritura manuscrita de su hijo y también puede incluir movimientos bruscos)

* erupción - una erupción rosa con bordes extraños que normalmente se presenta en el tronco del cuerpo o en brazos y piernas.
* fiebre
* pérdida de peso
* fatiga
* dolor de estómago
¿Cómo se diagnostica la fiebre reumática?
Para diagnosticar esta enfermedad, el médico de su hijo, además de analizar todos los antecedentes médicos y realizar un examen físico completo, debe basarse en la presencia de los criterios incluidos en la herramienta de diagnóstico de Jones, corregida y modificada (pautas básicas para el diagnóstico de la fiebre reumática):
* Entre los principales criterios se incluyen:
o carditis (inflamación del corazón)
o poliartritis (inflamación de más de una articulación)
o corea (movimientos bruscos y anormales, que suelen comprometer al rostro y las manos)

o nódulos subcutáneos (pequeñas protuberancias debajo de la piel, generalmente en zonas óseas)

o erupción (erupción roja, irregular, en el tronco)

* Entre los criterios secundarios se incluyen:

o fiebre

o artralgia (dolor en una o más articulaciones)

o carditis reumática previa (inflamación del corazón)

o cambios en el patrón del electrocardiograma (ECG)

o velocidad de sedimentación o proteína C reactiva anormales (pruebas de laboratorio sobre muestras de sangre)

El diagnóstico de la fiebre reumática puede realizarse cuando se presentan dos de los criterios principales, o uno de los criterios principales sumado a dos secundarios, y signos de infección estreptocócica.

No existe un examen definitivo que permita diagnosticar la fiebre reumática. Generalmente, también se realizan análisis de sangre para llegar al diagnóstico. Además, es posible que el médico de su hijo solicite un electrocardiograma, o ECG (examen que registra la actividad eléctrica del corazón, muestra los ritmos anormales -arritmias o disritmias- y detecta daños en el músculo cardíaco), como parte del proceso de diagnóstico de la fiebre reumática. Puede incluirse un cultivo de exudado faríngeo para determinar si la prueba de estreptococos realizada al niño es positiva, aunque durante la etapa inicial de la enfermedad el resultado de este examen suele ser negativo.
Tratamiento de la fiebre reumática:

El tratamiento específico de la fiebre reumática será determinado por el médico del niño basándose en lo siguiente:

* el estado general de salud de su hijo y sus antecedentes médicos
* la gravedad de la reacción
* la tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias
* las expectativas para la evolución de la reacción
* su opinión o preferencia

Los niños con fiebre reumática suelen recibir atención médica en el hospital, según la gravedad de la enfermedad.

El tratamiento de la fiebre reumática, en la mayoría de los casos, es una combinación de los tres abordajes que se describen a continuación: