Respuestas

  • Usuario de Brainly
2012-10-07T04:38:17+02:00

Las prácticas tradicionales de producción en piscicultura, requieren grandes cantidades de agua de muy buena
calidad que actualmente se encuentra limitada en muchas áreas. La disminución de la pureza del agua, ha puesto
el objetivo en una acuicultura de alta densidad de cultivo, con la reutilización de aquella, utilizando sistemas
cerrados de recirculación. Aunque estas tecnologías son más costosas que las tradicionales, las altas
rentabilidades potenciales han captado la atención de nuevos productores y han hecho atractivos los cultivos
altamente intensivos. Para el uso de estos sistemas, es imprescindible que el potencial productor conozca en qué
mercado colocará su producto terminado. El análisis económico de los sistemas de recirculación, indica que los
parámetros clave para su operación, abarcan principalmente:
♦ La operación del sistema con la mínima entrada posible de energía y
♦ La obtención de una apropiada purificación del agua, para su posible reutilización.
Estos dos criterios deben ser optimizados al diseñar los sistemas.
Los peces producen desechos que degradan la calidad del agua en la que se los cultiva. Los principales
desechos que ejercen un efecto negativo sobre esta calidad son: amoníaco, anhídrido carbónico, materia fecal y
otros provenientes del metabolismo de los animales, además de los desperdicios del alimento ofrecido. La materia
orgánica (heces) también se degrada, produciendo una cantidad apreciable de amoníaco, nitritos y nitratos. En
sistemas cerrados, sin recirculación, el efecto de estas sustancias hace disminuir el pH del agua, consume todo el
oxígeno disuelto existente, aumenta la turbidez y convierte al agua en un medio inhóspito para la vida de los
peces.

En un sistema típico de recirculación, diariamente debe recambiarse una pequeña cantidad de agua, por nueva
agua que ingresa al sistema, procediendo así al control de los nitratos (que se descartan) y reemplazando el agua
que se pierde por evaporación y lavado de los filtros. Las opciones para ello son numerosas y se ejercen por medio
de procesos de naturaleza física, química y biológica, como los que se indican en la Tabla 1.
Muchos de estos procesos han sido verificados individualmente y combinados en forma experimental en el
pasado, pero no resultan económicamente viables para la fase comercial. Los principales procesos utilizados en
los tratamientos a efectuar en este tipo de sistema, son los siguientes:
♦ Utilización de filtros (cribas o tamices mecánicos);
♦ Sedimentación;
♦ Filtración media granular;
♦ Filtración biológica;
♦ Aireación y
♦ Desinfección.
Cuando se hace mención a la “clarificación primaria”, el término se refiere a la remoción de sólidos, que
puede cumplirse mediante uno o varios procesos (colocación de filtros, sedimentación o filtración granular
media). Es importante retirar los sólidos suspendidos, antes de proceder al filtrado biológico, que actúa como
“corazón” del sistema. Los filtros biológicos se emplean para controlar la concentración del nitrógeno (por
ejemplo, amoníaco y nitratos). Por su lado, la “clarificación secundaria” que sigue al filtrado biológico, es
utilizada para eliminar la “borra” biológica que suele taponar frecuentemente los filtros y es un residuo del filtrado
medio que no debe quedar en suspensión en el agua. La “segunda clarificación” incluye la sedimentación, pero
también puede incluir la colocación de filtros adecuados. Finalmente, la aireación se utiliza para mantener la vida
básica del sistema. El sistema total es manejado por medio de bombeo de agua.