Respuestas

2012-09-28T02:00:34+02:00

El Modelo de sustitución de importaciones.
1940 es señalado como el punto de partida de un período de la economía mexicana que se conoce como "modelo de sustitución de importaciones". Debido a los efectos de la segunda guerra mundial, la demanda de los bienes mexicanos se elevó y trajó consigo una elevada tasa de empleo. 
Algunas empresas incrementaron los turnos de trabajo para satisfacer las demandasInternas que no podían ser satisfechas, porque los países europeos padecían los horrores de la segunda guerra mundial.
Otro factor que propició este modelo, fue la política del presidente Avila Camacho(1941-1946) porque prometió indemnizar a los exdueños de la industria petrolera mexicana, reconocer la deuda de los bonos vencidos y se estímuló la inversión extranjera en los ramos de la manufactura y el comercio. 
También el presidente Miguel Alemán (1947-1951) impulsó más este modelo. Controló fuertemente la importación de bienes de consumo, pero fue flexible con los bienes de capital. México vio llegar maquinaria y equipo extranjero adquiridos con las ganancias logradas durante los años de guerra.Los empresarios mexicanos de ese tiempo, fueron también causa del fortalecimiento de este modelo. 
Negociaron las paces con con el Gobierno, aceptaron la necesidad de una reforma económica y social, y pensaron en una expansión de los mercados nacionales y extranjeros. Los beneficios se extendieron a toda la población, se le conoce como la época del "milagro mexicano"

La Segunda Guerra Mundial trajo al país la posibilidad de desarrollo más o menos sostenido. En aquellas épocas la protección al comercio exterior era excesiva. Desde 1930 se habían implementado políticas arancelarias con fines puramente fiscales y fueron degenerando en el único instrumento para promover la industria incipiente.
Las condiciones bélicas produjeron necesidades a Estados Unidos y México las satisfacía de cierta manera. Se exportaban, pues, muchos productos y los resultados fueron que el Producto Interno Bruto tuviera tasas de crecimiento nunca vistas. Durante los años siguientes el país se desenvolvía con algunos sobresaltos pero firme hacía el desarrollo. A partir de aquí los gobiernos se entrometieron fuertemente en la economía: aranceles, subsidios y exenciones fiscales.
El modelo de sustitución de importaciones se anclaba en el tipo de cambio fijo, de 12.50, y en la protección arancelaria y de licencias a las importaciones; por otro lado, se necesitaban exenciones e incentivos fiscales para que las empresas estratégicas salieran a flote; para cerrar el círculo, el gobierno debía crear empresas básicas para apoyar el resto de las reformas. Estamos hablando entonces del enorme poder del gobierno en las decisiones económicas, esta forma de intervencionismo es denominado nacionalismo y fue la política usada, formalmente, hasta la década de los setenta.
El término nacionalismo no debe ser comprendido en el sentido estricto de la palabra, las interpretaciones y prácticas del mismo no fueron nunca puntuales. El término proviene de nacionalizar o estatizar la mayoría de los servicios económicos. En la teoría, la base es el apego total a la Constitución Política, desde este punto de vista, la aplicación de los ideales revolucionarios deben concretarse para alcanzar igualdad social.
A grandes rasgos los pasos a seguir serían despegue y expansión económicos mediante integración al interior, después se producirían bienes de capital y desde luego, suficiencia alimentaria. La sustitución de importaciones inició en claro apego a esta teoría al suplir bienes de consumo final, para luego seguir con los intermediarios y finalmente los de capital.
La falla de la sustitución de importaciones, y no del nacionalismo, fue el mantener fijo por tanto tiempo el tipo de cambio, concentrar todos los esfuerzos en varios ramas manufactureras -y no en una sola- , controles cualitativos de exportaciones, protección excesiva a empresarios y varios aspectos más. Los errores se reflejaron en el incremento incesante del gasto público.
Concluyendo, el nacionalismo fue utilizado desde la década de los 40 revitalizando los ideales revolucionarios. No se usó de manera ortodoxa y degeneró en un sistema extremadamente proteccionista y estéril. Fue exprimido hasta dejar al país inmerso en problemas económicos fuertes que reflejaban la falta de modificaciones estructurales.