Respuestas

2012-09-23T02:22:21+02:00

Luz y Fuerza del Centro es un organismo descentralizado con personalidad jurídica y patrimonio propio que fue declarado en liquidez desde la década de los setenta, hasta la noche de este sábado cuando el gobierno federal decretó la extinción de la compañía.

La industria eléctrica en México inició en manos de particulares que a partir de 1938 el gobierno inició su proceso de nacionalización, culminando en 1960.

Inicios

A finales del siglo XIX surgió la industria eléctrica en nuestro país en manos de empresarios extranjeros y nacionales con empresas como la Mexican Gas and Electric Light Company Ltd y la Mexican Light and Power Company, así como la Compañía Explotadora de las Fuerzas Hidroeléctricas de San Idelfonso S.A., de Ernesto Pugibet.

En su primera etapa surgen más empresas e inicia la construcción de infraestructura a principios del siglo XX, donde destaca la obra hidráulica en Necaxa que incluye la construcción de un vaso cuyas aguas inundarán el poblado de ese nombre.

Sus habitantes deben trasladarse a un terreno desmontado ex profeso por Mex-Light, Canaditas. Algunos se niegan e interviene el ejército.

Sindicalismo

En 1911 se crea la Liga Mexicana de Electricistas y en 1914 se constituye el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

En 1936 el SME estalla su segunda gran huelga contra Mex - Light; a consecuencia de ésta, empresa y sindicato firmarán uno de los contratos colectivos más avanzados de la época. El siguiente año se constituye la Comisión Federal de Electricidad.

Bajo la preocupación gubernamental de controlar el suministro, transformación y comercialización de la energía eléctrica, se publicó en 1938 el Proyecto de Ley de Energía Eléctrica donde inicia el proceso de nacionalización de la industria de una forma gradual.

Se pretendía que la Comisión Federal de Electricidad, como organismo descentralizado, controlara y dirigiera paulatinamente el potencial hidráulico del país para la prestación del servicio público.

Las cooperativas, organizadas y protegidas por la CFE, tenían el derecho de comprar energía generada por los concesionarios conforme a una tarifa oficial.

Nacionalización

El límite de 50 años para otorgar las concesiones se amplió con el gobierno de Ávila Camacho.

Pero para 1960 el gobierno comienza a comprar a las empresas que tenían a su cargo el suministro de la energía eléctrica.

El gobierno adquirió The Mexican Light and Power Co., y la American and Foreign Power Co. creando la Compañía Mexicana de Luz y Fuerza Motriz que contaba con 19 plantas generadoras que servían al Distrito Federal y a los estados de Puebla, México, Michoacán, Morelos e Hidalgo.

Además de los bienes citados la nación recibió el edificio situado en Melchor Ocampo No. 171, Colonia Tlaxpana, además de todos los demás inmuebles y muebles de las estaciones y plantas termoeléctricas e hidroeléctricas, así como equipos y materiales de oficina.

El presidente Adolfo López Mateos envió al senado el proyecto de reforma al Artículo 27 constitucional, el cual fue aprobado y publicado en el Diario Oficial el 23 de diciembre de 1960, quedando a partir de ese momento, consumada jurídica y financieramente la nacionalización de la industria eléctrica.

En 1963 se modificó la denominación social a Compañía de Luz y Fuerza del Centro, S.A. que tan sólo 11 años después iniciaría su liquidación, en 1974.

Liquidación

En 1985 Compañía de LyFC  y la CFE firman el Convenio de Delimitación de Zonas, donde la zona de influencia de la primera queda reducida en más del 50% de su extensión original, zonas de Michoacán y el estado de Guerrero pasan a manos de la Comisión Federal.

En 1994 un decreto presidencial descentraliza la Compañía de Luz y Fuerza del Centro y la transforma en Luz y Fuerza del Centro, con personalidad jurídica y patrimonio propio.

En junio de 2003 entra en operación Teotihuacán, la quinta subestación en el anillo de 400 kilovolts.

El sábado 10 de octubre de 2009 elementos de la Policía Federal ocuparon desde poco antes de las 23:00 horas las instalaciones de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, y a través de un Decreto Presidencial se decidió extinguir a la compañía y liquidar a todos sus trabajadores.