Respuestas

2012-09-20T00:46:43+02:00
¡La mejor respuesta!
2012-09-20T00:47:46+02:00
Inicio › Infórmate › Sala de prensa › A pesar de las buenas perspectivas, los gobiernos y las Naciones Unidas deben garantizar que las personas superarán la crisis 11/09/2012 Reacción al anuncio de previsión de buenas cosechas para la región de Sahel A pesar de las buenas perspectivas, los gobiernos y las Naciones Unidas deben garantizar que las personas superarán la crisis    

Momouni en su campo de mijo: "El año pasado sólo cosechamos menos de una bolsa. Este año, yo no quiero hacer ninguna predicción, porque no me gusta llamar a la mala suerte, pero puedo decir que va a ser mucho más ".

(c) Pablo Tosco / Intermón Oxfam

Oxfam Internacional (Intermón Oxfam en España) y las principales asociaciones de agricultores de África Occidental (ROPPA) celebran el pronóstico de buenas cosechas en la región del Sahel, pero advierte a los gobiernos y a las Naciones Unidas que la crisis alimentaria no ha terminado, y que es necesario que aumenten las ayudas a los pequeños agricultores y ganaderos para superar el triple desafío de las sequías recurrentes, la pobreza persistente y la inestabilidad política. El pronóstico fue hecho hace unos días por un grupo organismos regionales de vigilancia en seguridad alimentaria de África Occidental, y las agencias de la ONU.

Oxfam y ROPPA advierten de que esta es la tercera crisis alimentaria a gran escala que golpea la región en menos de una década. Para evitar que la próxima sequía se convierta en una emergencia humanitaria, los donantes deben apoyar la inversión en la capacidad productiva de los pequeños productores, las redes de protección social y las reservas de alimentos que permitan una respuesta rápida a las crisis futuras y que ayuden a las comunidades a gestionar los volátiles precios de los alimentos. España es un donante clave en la región de Sahel y por tanto debe tener un papel relevante a la hora de impulsar medidas que permitan a las comunidades superar esta crisis e incrementar su capacidad para enfrentar crisis futuras. El compromiso español debería hacerse evidente con una participación de alto nivel en la reunión de Sahel en torno a la Asamblea General de Naciones Unidas. (FECHA)

"Esta previsión inicial de una buena cosecha es una excelente noticia, pero los gobiernos, la ONU y las agencias de ayuda no deben ver esto como una excusa para reducir los compromisos de ayuda, sino que deben comprometerse a garantizar que las personas salen adelante. La crisis alimentaria que afecta a millones de personas está lejos de haber terminado. Los precios de los alimentos continúan por las nubes, los ingresos se han agotado y millones de personas siguen necesitando apoyo para recuperarse. Sería una locura irse al primer signo de mejora. Retrocederíamos en los avances logrados por el apoyo prestado hasta el momento, y minaríamos la capacidad de la gente para recuperarse y construir un futuro ", dijo Lara Contreras, responsable de acción humanitaria para Intermon Oxfam.

Aunque las estimaciones iniciales para la próxima cosecha parecen estar por encima de la media, lo que permitiría una mejora para muchas personas en toda la región, no todas las zonas tienen tan buen pronóstico. Oxfam estima que incluso en un buen año, un 20 por ciento de la población de Sahel pasa hambre y 230.000 niños mueren por causas relacionadas con el hambre.

La continua inestabilidad en Malí y el incremento de la tensión sobre las personas desplazadas y las comunidades de acogida, inevitablemente, presentan desafíos y necesidades adicionales. La producción de arroz en el norte de Malí podría ser sólo un 30 por ciento de la de un año normal y en algunas zonas la mitad de todo el ganado podría perderse debido a la inseguridad que desincentiva a la migración en la búsqueda de pastos, a la falta de alimentos para animales y de servicios veterinarios.