Respuestas

2012-09-09T21:15:02+02:00
Paul Langevin

 

Langevin también se ocupó, en esta etapa de su vida, de la realización práctica de circuitos de radiotelegrafía, sobre los que intentó obtener, con tres colaboradores, una patente en 1918.

Pero se encontró con una gran oposición por parte de los miembros del servicio de la telegrafía militar, que argumentaban que se estaban aprovechando de informaciones confidenciales obtenidas en su investigación durante la guerra, para su lucro personal. Debido a esto, Langevin retiro su solicitud de patente.

A partir de 1934 formó parte de la comisión de radiofonía para la exposición intencional de las artes y las técnicas que se celebró en París en el año 1937.

En 1936 fue presidente del comité de administración de Radio Liberté, asociación de oyentes de la radio que buscaba una mayor implicación de la radiodifusión en cuestiones culturales y educativas.

Langevin fue miembro de innumerables instituciones, comisiones y asociaciones, en el ámbito científico, académico, social, cultural, educativo, etc., etc., y recibió, a lo largo de su vida, numerosos premios y honores, entre ellos: Hughes Medal (Royal Society of London), 1917; Order of the British Empire, 1922; Officier de la Légion d’Honneur, 1923.

A causa de sus opiniones antifascistas, es encarcelado el 30 de octubre de 1940 por la Gestapo. Es liberado cuarenta días más tarde y asignado a residir en Troyes pero en mayo de 1944 huye clandestinamente hacia Suiza. Su hija Hélène, casada con el resistente Jacques Solomon, es deportada a Auschwitz en 1943 y sobrevivirá a esta experiencia. En cambio, su yerno Jacques Solomon es fusilado en el Mont Valérien el 23 de mayo de 1942.

Paul Langevin se adhiere en la clandestinidad al Partido Comunista Francés y formó parte del Comité de Parisino de la Liberación.

Fundó el Comité de Vigilancia de los Intelectuales Antifascistas (CVIA), organización política francesa fundada en 1934 antes de la Segunda Guerra Mundial.

Como su nombre lo indica este Comité reunía a los intelectuales franceses decididos a oponerse al ascenso del fascismo tanto en Francia como en Europa.

Surgió como una reacción a la violencia antiparlamentaria del 6 de febrero de 1934. La iniciativa fue de Pierre Gérôme (seudónimo de François Walter).

El CVIA se crea bajo el liderazgo de tres personalidades emblemáticas de la diversidad de la izquierda: el etnólogo Paul Rivet, socialista; el filósofo y escritor Alain, radical; el físico Paul Langevin, cercano al comunismo.

El texto fundador del CVIA es el manifiesto “A los trabajadores” del 5 de marzo de 1934. Sus logros serán remarcables, en pocas semanas recoge 2.300 adhesiones y, a fines de 1934, más de 6000 firmas de (profesores y maestros, escritores, periodistas).

Al unir a las tres grandes familias de la izquierda el Comité de Vigilancia de los Intelectuales Antifascistas aparece como el precursor del Frente Popular.

Paul Langevin llego incluso a participar en el Segundo Congreso de la España republicana en 1937, donde se denunciaba el fascismo internacional y condenaba las políticas de no intervención practicada por las democracias burguesas occidentales, particularmente en Francia e Inglaterra.

Todos los escritores que viajaron a la España republicana o intervinieron en las sesiones de París expresaron su solidaridad con la república española y su compromiso en defensa de la cultura, amenazada por el ascenso de un fascismo representado entonces ante todo, por la Alemania nazi de Hitler y por la Italia fascista de Mussolini. Y es que en aquel contexto la defensa de la cultura significaba la defensa de la razón contra la barbarie.

Muerto en 1946, sus cenizas son transferidas al Panteón en 1948.

VALORACION PERSONAL:

Langevin dedicó su vida a la cultura. Primero a la física,  pero en el transcurso de su investigación, sospechan de él, creyendo que usa como excusa la ciencia para conseguir información política.  Creo que estas acusaciones marcan su trayectoria posterior.
Pese a sus ideas previas, cabe pensar que esta situación es la que le hace posicionarse políticamente en la izquierda radical como contraste al régimen de su época, al ver como la cultura y en particular la física es usada con fines políticos o en su defecto relegada, ignorada o incluso prohibida o perseguida.
Es admirable ver como los científicos luchan por la cultura como motor de la sociedad en un momento donde es relegada y donde los fines de ésta son tergiversados. Se asume la  pragmaticidad como el único sentido a la existencia. Langevin lucha contra ello en primera línea. Tristemente su actividad científica cae en picado al sufrir estos abusos pero aunque ésta se detenga un tiempo es necesaria esta lucha política para avanzar y defender la cultura.