Respuestas

2012-08-22T01:50:27+02:00
Las variables del cambio climático Autor: José María Cernuda

 

Hablar de cambio climático supone hablar de un futuro incierto plagado de problemas. Pero quienes mantienen una conversación sobre esta materia y están convencidos de su existencia en oposición al colectivo de negacionistas, siempre suelen coincidir en dos aspectos: que el cambio climático ya lo vienen notando desde que eran niños por lo mucho que el clima se ha modificado y, sobre todo, que los efectos (siempre perniciosos) a ellos no les va a afectar, aunque sí a las próximas generaciones.

Desde un punto de vista científico esas dos coincidencias no se sostienen. Un vidente bien pagado sí puede concluir qué pasará en el futuro y cuándo y, si insistes y sigues pagando, puede decirte cómo te va a afectar a tí en particular, pero no hay datos serios que avalen la velocidad del cambio y el resultado más o menos inmediato del mismo. Lo que sí queda claro es que la modificación del clima sobre la Tierra obedece a múltiples factores y a la relación que se establece entre todos ellos, aunque también es cierto que uno solo puede ser el detonante que lo origine, normalmente de manera mucho más rápida que si se suman dos o más factores.

Las variables o factores que favorecen el cambio climático pueden ser de dos tipos: los de origen natural y los causados por el hombre. Estos últimos son los que se sirven para alimentar la polémica, sobre la que, de momento, no vamos a tratar. Los de origen natural más importantes son, entre otros:

- El Sol.

- El Vulcanismo y la Sismología con la modificación del eje de rotación de la Tierra.

- El mar y las corrientes marinas.

- La Meteorología, en su mayor parte condicionada por las demás.

Por ahora solo quiero apuntar una breve descripción de estas variables, ya habrá tiempo para profundizar y poner ejemplos, la Historia está llena de ellos.

2012-08-22T01:52:02+02:00

Las variables o factores que favorecen el cambio climático pueden ser de dos tipos: los de origen natural y los causados por el hombre. Estos últimos son los que se sirven para alimentar la polémica, sobre la que, de momento, no vamos a tratar. Los de origen natural más importantes son, entre otros: