Respuestas

2012-08-13T02:49:42+02:00

Nuestro país es multicultural y plurilingüista pero a pesar de ello la gente es muy prejuiciosa y no aprecia verdaderamente lo nuestro por el contrario se avergüenzan de su patria.
Se debería cambiar esa discriminación por apoyo para que nuestras tradiciones, creencias, costumbres y folklore prevalezcan porque a pesar de ser uno de los países con más historia lamentablemente no la valoramos y se va perdiendo..
Por eso en este ensayo se habla sobre José Maria Arguedas y sus obras que presentan un mensaje multicultural.
Al fallecer la madre de José Maria Arguedas su padre se vuelve a casar, y pasó el tiempo la madrastra siempre como castigo mandaba a Arguedas con los empleados y los campesinos, Luego, el   Indigenismo de José María Arguedas no fue un hecho fortuito sino también producto de las enseñanzas de José Carlos Mariátegui, las que provocaron en él una gran preocupación que marcó un cambio de rumbo en la literatura: “Yo declaro con todo júbilo que sin Amauta … no sería nada, que sin las doctrinas sociales difundidas después de la primera guerra mundial tampoco habría sido nada”.
Por ejemplo: “LOS RIOS PROFUNDOS”, que es una novela con contenido indigenista; que nos demuestra como los indios eran discriminados, pero también demuestra como ellos querían hacer valer sus derechos y también nos demostraba como Ernesto sobrevivió en un mundo plagado de odio y racismo. 
Ernesto es un adolescente de catorce años que se sitúa en el límite que une y separa para el mundo de los blancos con el mundo de los indios. Después de haber sido criado en una comunidad indígena, en su nuevo exilio, Ernesto es un personaje errático que recorre el sur peruano hasta quedar internado en un Colegio Religioso de Abancay, porque su padre, un abogado de provincias, inestable e itinerante, no puede encontrar nunca donde fijar su residencia.

JOSÉ MARÍA ARGUEDAS
“Arguedas es el escritor de los encuentros y desencuentros de todas las razas, de todas las lenguas y de todas las patrias del Perú. Pero no es un testigo pasivo, no se limita a fotografiar y a describir, toma partido.”   
Hace algunos años, vivió entre nosotros, un hombre (sería mejor otro sustantivo como pensador o personaje) que consagró su existencia a defender y difundir los valores del universo andino. Su música, su baile, tradición, todo aquello que constituye en nuestro más autentico patrimonio cultural. Para alcanzar su objetivo, se entregó con igual dedicación y talento a especialidades tan diversas como la literatura, la antropología y la docente (la docencia), luchando siempre por lograr la integración y aceptación de todos los pueblos, de todas las sangres que dan vida a este Perú al que tanto amó. 
Nació el 18 de enero de 1911 en Andahuaylas. Era el segundo hijo del abogado cusqueño Don Victor Manuel Arguedas, (y de Doña Victoria, porque si pones coma parece que estas enumerando varios padres) de Doña Victoria Altamirano de Arguedas. Cuando José María apenas cumplia 3 años, su madre falleció y el niño tuvo que ir a vivir en (a) la casa de su abuela paterna. Tres años después, su padre volvió a casarse con una viuda adinerada, sin saber hasta que (qué) punto su nuevo matrimonio marcaria para siempre la vida y obra de su hijo. El tiempo en el que José María vivió en la casa de su madrasta, entre sus siete y diez años de edad, dejó una huella profunda en su personalidad, las vivencias de ese período se convirtieron en absecionantes (¿obsesionantes?)recuerdos que fueron materia prima   de sus creaciones literarias.