Respuestas

2012-07-27T09:07:37+02:00

La Masacre de las Bananeras también tiene sus antecedentes. 1928 es año durante la Hegemonía Conservadora que lleva gobernando el país casi cuarenta años. Hacía relativamente poco, diez años en la segunda década del siglo, había triunfado la revolución Bolchevique y se había creado la URSS. Su expansión del ideal comunista era un mandato del Komintern para fomentar la revolución mundial.

En Colombia para la tercera década, en los años veinte, soplaban vientos de reformas y en particular laborales por medio de jóvenes liberales como Enrique Olaya Herrera, Alfonso López Pumarejo, Eduardo Santos, Luis López de Mesa, los Nieto Caballero, Benjamín Palacio Uribe, Luis Cano, Enrique Santos y otros muchos que habían asimilado influencias de izquierda y veían con buenos ojos muchos los nuevos planteamientos. El Partido Liberal era el llamado a hacer grandes reformas.

Los gobernantes y mayorías en el Congreso, del partido Conservador, aliados de la Iglesia, quien interfería y dictaba pautas políticas, eran enemigos acérrimos de la masonería, el liberalismo y particularmente este nuevo monstruo nacido en las lejanas tierras rusas, el comunismo, al combatían desde toda tribuna posible, incluso los pulpitos.

Durante el gobierno de Miguel Abadía Méndez (1926-1930) el orden público se vio gravemente afectado, entre otras causas porque las actividades sindicales fueron perseguidas y reprimidas pues se les consideraban el ingreso del comunismo al país. Con el advenimiento de los problemas laborales, el gobierno del Presidente Miguel Abadía Méndez sancionó el 30 de octubre de 1928 la ley 69, llamada Ley Heroica, la cual propugnaba regular la actividad obrera y en particular la sindical. Fue prohibido desconocer el derecho a la propiedad privada  y el derecho a la huelga.

Los primeros comunistas Luis Tejada, Gerardo Molina, María Cano con  otros, sentaron las bases para las primeras manifestaciones de inconformismo con su agitación social y a esto se debe agregar para el caso de las bananeras, aquella figura del sindicalismo colombiano, Raúl Eduardo Mahecha, quien para la época era ya un avezado negociador y propiciador de huelgas, así como sindicalista experimentado, recientemente había fundado la Unión Obrera, antecesora de la USO Unión Sindical Obrera. Así que radicado en la zona bananera, recorrió agitando a los braceros y trabajadores que buscaban su justo bienestar ante los realesatropellos de la United Fruit Company.

La United Fruit Company a nivel general en todos los países que actuaba se le reconocía por su capacidad de soborno y corrupción de oficiales gubernamentales. El Magdalena no era la excepción. Además mediante tácticas desleales e ilegales atacaba a sus competidores sacándolos del mercado. Sus trabajadores eran explotados mediante bajos salarios y comisariatos monopólicos donde se les pagaba en especie.  Frecuentemente en los mismos Estados Unidos fue criticado por sus políticas abusivas y en muchos casos irregulares.