Respuestas

2012-07-10T03:25:24+02:00


En un artículo del diez de marzo, Yediout Ahronot, periodista de Gideon Eshet subraya la importancia de la huelga de los trabajadores sociales: “SWU es el primer sindicato que ha entendido este ardid de la privatización del gobierno y la importancia que tiene en términos de empelo. Así, el sindicato  está pidiendo que cualquier cosa que se acuerde para los trabajadores sociales en el sector público debe ser aplicable a los
trabajadores sociales en organizaciones privadas. Si no, los líderes de los trabajadores sociales entienden que en unos pocos años no habrá más trabajadores sociales en el servicio público. Habrá empleados en instituciones privados en términos de empleo pobre”.

La privatización de los servicios sociales ha sido rápida y al principio hubo cierta confusión sobre lo que implicaría. Un estudio dirigido por el profesor Yossi Katan en 2005 muestra que muchos trabajadores sociales vieron el proceso de la privatización como algo positivo. Quizás creyeron que sus salarios y los términos de empleo serían mejor en el sector privado. Pero los altos funcionarios del Ministerio de Finanzas no se confundían: el gobierno y sus expertos económicos vieron la reducción del sector público como una cuestión de principios. El proceso de privatización de los servicios sociales – ampliamente acompañado también en la educación y los servicios sanitarios – se hizo con el propósito de reducir los gastos. El gobierno continuará financiando el servicio pero como un pago a tanto alzado a las empresas privadas. De hecho, no se han creado nuevos puestos en el sector público de servicios sociales en los últimos años.

Hoy, cuando está claro que los términos de empleo para la mayoría de los trabajadores sociales en las organizaciones privadas son pobres y que su poder de negociación es limitado, la necesidad de incluirlos con una aplicación extensa de la norma es urgente.