Respuestas

2012-06-23T19:27:16+02:00

La nutrición y la actividad física están íntimamente relacionados y son los dos factores positivos más importantes que contribuyen al bienestar metabólico y la salud, interactuando con la dotación genética del individuo.
Especialistas en nutrición explican que cada niño y adulto necesita alimentos suficientes y una actividad física adecuada para expresar su potencial genético en cuanto al crecimiento, el desarrollo y la salud. Un consumo escaso de energía, proteínas, ácidos grasos esenciales, vitaminas (ácido fólico, B2, B6, A, C, E) y minerales (calcio, hierro, yodo, potasio, magnesio y zinc) así como la falta de oportunidades para desarrollar una actividad física adecuada empeoran la salud y la función motora.
El nivel de actividad física debe ajustarse a nuestra dotación genética, en definitiva a nuestras posibilidades orgánicas.
Establecer una actividad física regular cada día de la vida es esencial para el bienestar físico, mental y espiritual.
En este sentido, y según dicen los expertos, en contraposición con lo que se entendía hace unas décadas, hoy en día el concepto "salud" se interpreta como un estado de bienestar global del individuo, tanto desde el punto de vista físico como mental.
Los beneficios de una alimentación equilibrada alcanzan a todos los órganos del cuerpo, incluso al cerebro, el cual con dificultad podría realizar sus funciones si desde un principio no recibe los nutrientes necesarios que aporta una correcta alimentación. El cerebro necesita cierta cantidad de nutrientes que pueden encontrarse en una dieta equilibrada. Ciertamente, la facultad de aprendizaje, la concentración, la memoria, el rendimiento mental y hasta los estados de ánimo están ligados al consumo de ciertas sustancias en alimentos específicos.