Respuestas

¡La mejor respuesta!
2014-03-08T18:30:30+01:00
No era de extrañar que aquel triste personajillo anduviera por esos lares. Siempre con su gorra y sus pantanoles, los cuales no tenian ni perniz, de tanto arrastrarlos por el terreno lleno de gravilla que rodeaba su casa.
Su nombre era  ( pon el que quieras) y sus virtudes muchas, algunos decian que era una de las personas mas sabias de aquella zona. Siempre iba solo y tenia muy claro que si seguia allí, esa seria su carcel. El motivo era simple, las miradas, los comentarios de aquellos a los que evitaba eran constantes y el sentimiento de soledad y silencio era cada vez mayor. 
2014-03-08T18:37:47+01:00
No era de extrañar que aquel triste personajillo anduviera por esos lares. Siempre con su gorra y sus pantanoles, los cuales no tenian ni perniz, de tanto arrastrarlos por el terreno lleno de gravilla que rodeaba su casa.
Su nombre era  ( pon el que quieras) y sus virtudes muchas, algunos decian que era una de las personas mas sabias de aquella zona. Siempre iba solo y tenia muy claro que si seguia allí, esa seria su carcel. El motivo era simple, las miradas, los comentarios de aquellos a los que evitaba eran constantes y el sentimiento de soledad y silencio era cada vez mayor.