Respuestas

2014-03-06T00:00:02+01:00
Quiero, pues, que los jóvenes se casen, críen hijos, gobiernen su casa y no den al enemigo ningún pretexto de maledicencia, porque algunos ya se han extraviado. I Tim 5, 14. 

Por lo demás, ame cada uno a su mujer, y ámela como a si mismo, y la mujer reverencie al marido. Ef 5, 3. 

Vosotros, los maridos, amad a vuestras mujeres, como Cristo amó a la Iglesia y se entregó por ella. Ef 5, 25. 

Los maridos deben amar a sus muJereS como a su propio cuerpo. El que ama a su mujer, a si mismo se ama. Ef 5, 28. 

Hijos, vosotros obedeced a vuestros padres con la mira puesta en el Señor, porque es ésta una cosa justa. Honra a tu padre, y a tu madre, que es el primer mandamiento que va acompañado con recompensa, para que te vaya bien y tengas larga vida sobre la tierra. Y vosotros, padres, no irritéis a vuestros hijos; mas educadlos, corrigiéndolos e instruyéndolos según la doctrina del Señor. Ef 6, 1-4. 

Siervos, obedeced a vuestros señores temporales con temor, y respeto, con sencillo corazón, como a Cristo; no sirviéndolos solamente cuando tienen puesto el ojo sobre vosotros, como si no pensáseis más que en complacer a los hombres, sino como siervos de Cristo, que hacen de corazón la voluntad de Dios, y servidlos con amor, haciéndoos cargo que servís al Señor, y no a hombres; estando ciertos de que cada uno de todo el bien que hiciere recibirá del Señor la paga, ya sea esclavo, ya sea libre. Ef 6, 5-8. 

¿Qué sabes tú, mujer, si salvarás a tu marido, y tú, marido, si salvarás a tu mujer? I Cor 7, 16.