Respuestas

2014-03-05T23:27:11+01:00
Se denominan gases de efecto invernadero (GEI) o gases de invernadero a los gases cuya presencia en la atmósferacontribuyen al efecto invernadero. Los más importantes están presentes en la atmósfera de manera natural, aunque su concentración puede verse modificada por la actividad humana, pero también entran en este concepto algunos gases artificiales, producto de la industria.

La atmósfera, por el hecho de ser muy transparente para la luz visible pero mucho menos para la radiación infrarroja, produce para la superficie terrestre el mismo efecto que el techo de cristal produce en un invernadero; la luz solar, que llega sin grandes obstáculos hasta el suelo, lo calienta, dando lugar a que emita rayos infrarrojos (ondas caloríficas), los cuales, a diferencia de los rayos de luz, son absorbidos en gran parte por el vidrio o la atmósfera. Al final la cantidad de energía emitida al espacio tiene que ser la misma que la absorbida, pero la superficie terrestre tiene que alcanzar la temperatura en que ambos flujos se equilibran, la cual es más alta en presencia de una atmósfera (en un planeta) o de techos de cristal (en un invernadero; aunque en realidad el cristal de un invernadero protege de la pérdida de calor más porque interrumpe la circulación del aire, que porque sea opaco a los rayos infrarrojos).
2014-03-05T23:29:51+01:00
2.2 GASES INVERNADERO
 los gases invernadero absorben el calor del Sol reflejado en la superficie de la Tierra y lo retienen, manteniendo la Tierra caliente y habitable para los organismos vivos. Desgraciadamente, el incremento de los gases invernadero  esta causando un aumento de la temperatura en toda la Tierra.Existen varios diferentes tipos de gases invernadero. Los más importantes son: dióxido de carbono, vapor de agua, metano y óxido nitroso. Todos estos gases tienen moléculas con dos o más átomos. Estos átomos se mantienen unidos con suficiente espacio entre sí para poder vibrar cuando absorben calor. Eventualmente, la molécula que vibra liberará radiación. La radiación será posiblemente absorbida por otra molécula de gas invernadero. A esteproceso, responsable de mantener calor cerca de la superficie de la Tierra, se le conoce como efecto invernadero.Casi todos los gases restantes en la atmósfera de la Tierra son: nitrógeno y oxígeno. Los dos átomos de estas moléculas están estrechamente unidos y no son capaces de vibrar, de manera que no absorben calor y no contribuyen con el efecto invernadero. 
A. Dióxido de carbono (Co2).El dióxido de carbono se produce por tres diferentes procesos: por combustión u oxidación de materiales que contienen carbono, como el carbón, lamadera, el aceite o algunos alimentos; por la fermentación de azúcares; y por la descomposición de los carbonatos bajo la acción del calor o los ácidos.La atmósfera contiene dióxido de carbono en cantidades variables, aunque normalmente es de 3 a 4 partes por 10.000, y aumenta un 0.4% al año, el cual es utilizado por las plantas verdes en el proceso conocido como fotosíntesis.En el calentamiento global, el dióxido de carbono es el principal gas que da lugar al "efecto invernadero". Este gas, subproducto de la combustión de los combustibles fósiles, había permanecido estable durante siglos, pero desde 1750 ha aumentado su concentración en la atmósfera hasta el año pasado en un 30% aproximadamente.Los automóviles son ahora responsables de alrededor de un 15% o 400 millones de toneladas de nuestra producción total de carbonos. Los científicos saben que si la cantidad de autos aumenta en la misma proporción actual, existirá más de un billón en circulación para el año 2025.Por supuesto, todos los animales inhalan oxígeno y exhalan dióxido de carbono (CO2). Las plantas y los microorganismos, como el plancton del océano, hacen exactamente lo opuesto; convierten el CO2 en oxígeno a través de la fotosíntesis.Se estima que la fotosíntesis convierte alrededor de 60 billones de toneladas de dióxido de carbono cada año; de hecho, es la manera más efectiva para reducir los niveles de carbono. Sin embargo, está casi perfectamente equilibrado con la cantidad de C02 que exhalan los animales. Esta es la razón por la que la destrucción de los bosques selváticos es tan crítica en la alteración del ecosistema terrestre.Más del 50% de las selvas que existían al final de la última Era de Hielo han desaparecido. Las selvas de Sudamérica, Asia y África han sido eliminadas 10 veces más rápido de lo que las naciones del primer mundo están reforestándolas. Como conclusión, se puede notar que esta deforestación sí es parte culpable del calentamiento global.
B. Metano (CH4). Se encuentra en el gas natural, como en el gas grisú de las minas de carbón, en los procesos de las refinerías de petróleo, y como producto de la descomposición de la materia en los pantanos. El metano también puede obtenerse mediante la hidrogenación de carbono o dióxido de carbono, por la acción del agua con carburo de aluminio o también al calentar etanoato de sodio con álcali.El metano así mismo es un gas invernadero que proviene del cultivo de arroz bajo agua, rellenos sanitarios, ganadería, combustión de biomasa, producción y consumo de combustibles fósiles.Anteriormente el metano ya ha tenido un papel importante en el aumento de la temperatura terrestre que tomó lugar hace aproximadamente medio millón de años. Esta información resulta bastante preocupante para los científicos, ya que si en los sedimentos oceánicos todavía existen hidratos con carbono y metano, resulta extremadamente inquietante el saber que, con el efecto del metano ya presente en la atmósfera terrestre, mas un posible incremento de este gas proveniente del mar, se daría lugar a otro fenómeno aún más relevante: un súper calentamiento global.}
C. Óxido nitroso (N2O).Más de un 50% de los óxidos de nitrógeno encontrados en la atmósfera como gas invernadero, proceden de las centrales eléctricas que queman combustibles fósiles, las calderas industriales (producción de ácido adípico y ácido nítrico) y las calefacciones; y un 40% de los óxidos de nitrógeno ehidrocarburos emitidos proceden de la combustión de la gasolina y el gasóleo en los motores de los coches y camiones.