Respuestas

2014-03-03T21:55:56+01:00

Esta es una respuesta certificada

×
Las respuestas certificadas contienen información fiable, avalada por un equipo de expertos cuidadosamente seleccionados. En Brainly hay millones de respuestas de alta calidad, que han sido moderadas por los miembros más destacados de nuestra comunidad. Pero las respuestas certificadas son las mejores de las mejores.

Dos besos llevo en el alma,
que no se apartan de mí:
el último de mi madre
y el primero que te di.

Amores y dinero
quitan el sueño;
yo, como no los tengo,
muy bien que duermo.

En la falda de aquel cerro
llora triste un gavilán
no llora porque tiene hambre,
sino porque es animal.
DECIMAS:
DECIMAS PARA ROBERTO

Te fuiste hermano y contigo
mi estrella perdió fulgor
el pago perdió un cantor,
la humanidad un amigo.
Duerme en paz, tu rumbo sigo
como un faro y mientras viva,
no ha de andar a la deriva
tu barco pleno de luz,
y el sur con su eterna cruz
te alumbrará desde arriba.

La noche tiene una ausencia 
de duelo está la querencia
y tu viola enmudecida.
Hay una zamba dormida
por siempre en su diapasón
y en la azul constelación
tu nombre en oro se engarza
“Roberto José Lejarza”
cultor de la tradición.

Si se cumple en su extensión
la bíblica profecía
de que el cielo alcanzaría
sólo el de buen corazón,
hoy tendrás la dimensión
infinita de la gloria.
Porque en tu sencilla historia
tuviste entre otras bellezas
la humildad como riqueza
y ejemplo en tu trayectoria.

Como un árbol que se aferra
a sus raíces ancestrales,
tus principios, tus ideales,
siempre fieles a la tierra,
que al fin es madre que encierra
tus orígenes rurales;
que te nutrió en sus trigales,
que te acunó es su poesía
y te dio las melodías
de calandrias y zorzales.

VIVIRAS HERMANO!
(Décimas)

¡Por favor! al paisanaje
-si me prestan atención-
les dejaré en la ocasión
estas décimas de un viaje.
Con ellas, un homenaje
quiero rendir en honor
del más grande payador
que anduvo por estos lares,
me refiero al Indio Bares
que además era un señor.

Cerró con Juan Carlos Bares
un capitulo de gloria
en el libro de la historia
de los más grandes juglares.
Ya las noches estelares
de los bardos del camino
no tendrán el cristalino
caudal, de sus versos bellos
decorados con destellos
de aplausos, copas y vino.