Respuestas

2014-02-28T18:58:43+01:00
La cultura es el acervo que la conciencia acumula y estructura para explicarse y relacionarse con la naturaleza y la sociedad.

Es otra de tantas definiciones que podemos hacer sobre cultura, ya que ésta es una de tantas palabras que nunca acabarán de definirse ya que es imposible abarcar con unas cuantas palabras lo que el fenómeno significaría.

Una idea sería compararla con la programación de una computadora. Sin los programas es imposible que la máquina pueda trabajar los datos que le introducimos y que nos dé un resultado. A la computadora la necesitamos alimentar primero con un software para que pueda comprender la información que se le manda y haga algo con ellos.

Dependiendo de los programas será el resultado que se obtenga. No es lo mismo trabajar máquinas Microsoft que máquinas Mac. Aunque aparentemente los resultados puedan ser los mismos en los dos tipos, tienen sus variantes. Pasa cosa similar en las personas, dependiendo de la cultura será la manera como se comprenda y juzgue al mundo. No es el mismo resultado el que se obtiene de la cultura occidental de la oriental, ni de la religión católica a la religión protestante. Hay infinidad de variantes que al fin de cuentas las personas no se comprendan y no lleguen a entenderse, y por su supuesto, nunca llegarán. La educación nos ha hecho obtener diferentes parámetros para la comprensión del mundo.

Los graves problemas que de esto se desprenden es saber qué es la verdad, porque al fin de cuentas mi bagaje cultural me especifica lo que ésta es y a partir de ello me hace actuar en consecuencia. Si yo sé lo que la verdad significa, puedo darle un sentido a mi acción. Si no sé qué es lo que significa, la verdad, andaré perdido y no podré encontrar una finalidad a mi vida. (Otra de las definiciones que tengo sobre la cultura es todo aquello que le da sentido al hombre). La historia de la cultura es un poco la historia de lo que se ha definido sobre la verdad: desde los mitos, la religión, la filosofía, la ciencia y la ideología, el fundamento de todas ha sido discernir sobre lo verdadero para que de una manera o de otra la vida se pueda conducir hacia alguna parte.

De los programas elaborados, surge la parte práctica, que es el rito, la moral, la ética, la técnica y la ley social, que son las normas que introducimos en nuestro comportamiento con tal de lograr un fin determinado que a grandes rasgos podríamos definir como el integrarnos a la naturaleza o al cosmos armoniosamente, o en términos más sencillos podríamos definir como la felicidad.

Han sido múltiples las soluciones que le hemos dado a la verdad, por ello se han generado tantas corrientes y escuelas de todos los sabores y colores. Así como proliferan las religiones, proliferan también las tendencias ideológicas, como proliferan las corrientes artísticas, porque cada una de ellas es una forma de construir el programa por medio del cual analizamos la sociedad.

¿En donde dejamos el arte?, es uno más. La diferencia entre el arte y los otros procesos que hemos mencionados es que éste admite ser subjetivo o se puede admitir que es subjetivo, mientras que los otros no puedan dejar de reconocer que son objetivos; o sea, que en el arte no se puede dejar de pensar que es el punto de vista del artista quien me interpreta la realidad y que no necesariamente es la verdad; en cambio en punto de vista del filósofo, del ministro, del científico y del político, lo que expresan es la verdad del mundo y no una mera interpretación.

El desarrollo y el subdesarrollo parten de la misma definición. Sociedades supuestamente avanzadas, y habría que especificar qué es lo avanzado, piensan que los pueblos que no han llegado a su manera de ser son los subdesarrollados. Aquí no hay apertura a las características diferentes en los programas que integran la cultura de uno y otro pueblo; existe una sola manera de interpretar al mundo, el del supuestamente desarrollado y una manera errónea de hacerlo, el del subdesarrollado. El deber ser es impuesto. El programa es cerrado, según sus parámetros no existe ninguna otra posibilidad de interpretación del mundo y de la vida.

El llegarse a entender es difícil, La cultura nos da la seguridad, nadie pone en riesgo esta seguridad porque sería atentar contra la conciencia. Nadie quiere pensar que la vida sea un absurdo. Todos queremos partir de que vale la pena vivir.