Respuestas

2014-02-25T23:46:26+01:00
Angelica. La Guerra Santa es una guerra justificada por razones religiosas, cuyos promotores califican como guerra querida por Dios y que conduce a la salvación eterna de quien muere en ella. Las guerras de religión europeas, las Cruzadas o la Jihad son ejemplos conocidos de Guerra Santa. En los tiempos modernos se ha usado también como un modo de definir diferencias culturales e históricas entre combatientes, sin que sea la religión necesariamente la causa principal (un ejemplo es el conflicto del Ulster). El concepto de Guerra Santa puede rastrearse en el cristianismo a través de la formulación del concepto o doctrina de la guerra justa por Agustín de Hipona en su célebre obra Civitate Dei, que es continuada por otros autores a lo largo de la Edad Media, como Tomás de Aquino (Suma Teológica, II-II Qu. 40.) A propósito de la frase del Evangelio de Lucas «y dijo el amo al siervo: Sal a los caminos y a los cercados, y obliga a entrar, para que se llene mi casa» (Lucas, 14, 23), Agustín comenta (en la Réplica a Gaudencio) que si los herejes, los cismáticos (y por el contexto también miembros de otras religiones, judíos o paganos) no quieren comprender las bellezas y verdades del cristianismo, habrá que decidirse a hacerles la guerra. En el Islam también existe la idea desde los primeros tiempos: en Medina, de los años 624-630 hay una glorificación de las razzias y, en paralelo, en la revelación coránica, su justificación y reglamentación. El Corán, aunque no lo formula de un modo específico ya que el concepto de jihad, que suele traducirse (impropiamente, a juicio de algunos) como guerra santa, es en realidad mucho más amplio, incluye también la acción violenta. De acuerdo con el Corán, la guerra santa debe ser en principio defensiva: Combatid en el camino de Dios a quienes os combaten, pero no seáis los agresores. Dios no ama a los agresores. Matadlos donde los encontréis, expusadlos de donde os expulsaron. Corán, 2, 186-187. Sin embargo, otra Sura dice: Que combatan en el camino de Alá los que truecan la vida inmediata por la vida última. A aquellos que, al combatir en los caminos de Alá son muertos o son vencedores, nosotros les daremos una retribución inmensa. Corán, 4, 76/74 
Defensiva o no, la obligación de la guerra santa es en cualquier caso un tema recurrente en el Corán y ocupa aproximadamente unos 250 de los 6235 versículos. Un aspecto relevante del Islam, aunque sujeto también a interpretaciones, es que divide el mundo en dar-el-Islam («la casa del Islam»), donde habitan los creyentes, y dar-el-jarb («la casa de la guerra»), que sería la residencia de los infieles. Estas dos «casas» estarían en guerra santa permanente, suspendida solo por 
treguas tácticas. Sin embargo, siempre estarán enfrentadas hasta que todo el orbe se convierta en dar-el-Islam y los fieles de otras religiones sean, en el mejor de los casos, tolerados y sometidos en calidad de dhimmis. Se ha utilizado la idea de Guerra Santa en épocas diversas y en numerosos conflictos, religiosos o no, normalmente para legitimar intereses geopolíticos o económicos. Son ejemplos clásicos de guerra santa las cruzadas o las guerras católicas contra las consideradas herejías (cátaros, protestantes, etc.). La guerra civil española fue declarada cruzada por Pío XII[cita requerida] y así se la denominó oficialmente durante la época de Franco. En el ámbito islámico, muchos conflictos actuales son calificados de yihad en su sentido de combate, de guerra. Las acciones terroristas de carácter islamista son calificadas por sus autores del mismo modo. Otras religiones como el judaísmo, el hinduismo y el sikhismo también incluyen entre su doctrina el concepto de Guerra Santa.