Respuestas

¡La mejor respuesta!
2014-02-26T01:11:15+01:00
Al regresar de Babilonia (536 a.C.) los judíos, llenos de celo religioso, rápidamente le erigieron un altar al Dios de Israel y reorganizaron su culto sacrificial. Luego celebraron la fiesta de los Tabernáculos, y algún tiempo después colocaron los cimientos del “Segundo” Templo, llamado también el Templo de Zorobabel. Al poco tiempo los samaritanos—es decir, las razas mixtas que habitaban en Samaria---apelaron a las autoridades persas, para evitar que se prosiguiera con la reconstrucción del Templo. De hecho, la obra fue interrumpida por dieciséis años, durante los cuales se vieron obligados a descuidar la restauración de la casa de Dios por varias circunstancias, entre éstas: la invasión persa a Egipto en 527 a.C., una sucesión de malas temporadas que ocasionaron la pérdida de las cosechas y los viñedos, la indulgencia en el lujo y el egoísmo de las clases altas de Jerusalén. Hacia el final de este período las luchas políticas en que se involucró Persia hicieron imposible que sus gobernantes interfirieran con la obra de reconstrucción de Jerusalén, incluso si lo hubiesen deseado, y esto fue claramente comprendido por el profeta Ageo. En general, en el segundo año del reinado de Darío, el hijo de Histaspes (520 a.C.), Ageo vino en nombre del Señor a reprender la apatía de los judíos, y a convencerlos de que había llegado el tiempo de terminar su santuario nacional, que era el símbolo visible de la presencia Divina entre ellos.
gracias
de nada
en donde vives
en ecuador en la ciudad de quito
y tu