Respuestas

2012-06-15T07:48:36+02:00

a literatura india es, y ha sido, tan diversa como la misma India. En la India actual conviven unas 400 lenguas y casi 1000 dialectos, así que es fácil imaginar la variedad y multiplicidad de la literatura india. El viaje literario ha persistido desde la época antigua, desde las civilizaciones antiguas: abarca desde los himnos de Rigveda , escritos en sánscrito preclásico, aproximadamente entre el 1000 y el 2500 AC, hasta la poesía Sangay (de unos 2000 años de antigüedad), pasando por el inglés indio moderno o la literatura hindú. Obras como el Mahabharata , el Ramayana o el Kathasaritsagar han recorrido todo el país y han traspasado sus fronteras; se han adaptado, han sido adoptadas por otro país y han vuelto a la India con una nueva forma. A través de los ojos de la literatura india se puede percibir una identidad y una cultura multicentral y panindia. La literatura india es testimonio de la historia socio-cultural del país, y actúa como su reflejo. También nos habla sobre el nivel de imaginación, sofisticación, viabilidad y matices de la alegría, la autenticidad y el atrevimiento de los indios. La profundidad y las dimensiones de las civilizaciones indias pueden medirse perfectamente si se observan las formas literarias, las tradiciones, los estilos y el rendimiento del país.

Principalmente hay cuatro familias de lenguas en la India: las lenguas indoarias, drávidas, tibeto-birmanas y austro-asiáticas. Las lenguas mayoritarias de estas familias lingüísticas tienen tradiciones orales o escritas, estilos clásicos y de folklore e influencias de la misma India, de otras lenguas regionales y de lenguas de fuera del país. Estas lenguas y culturas externas empezaron a afectar los estilos de narrativa india cuando, hacia el siglo X DC los imperios del Ásia central invadieron el país. Antes de este período las obras en sánscrito formaban la esfera de la literatura “clásica”, tanto en la lengua original como a través de traducciones de otras lenguas. El Ramayana , escrito originalmente en sánscrito, tiene muchas versiones en otras lenguas vernáculas del país y, en muchos casos, estas versiones se conocen por el nombre del traductor, y no por el del autor original. La interpretación del tema principal no es uniforme, hecho que demuestra la maleabilidad de la literatura india.

En sánscrito también encontramos escritos dentro del arte poético con formas, estilos y tradiciones literarias. El sánscrito, entonces, ha afectado significativamente la desi , o literatura local y, a su vez, se ha situado en un lugar importante entre la gente i el significativo nivel de producción. Después de las invasiones de los imperios del Asia central, el sánscrito se perdió, al mismo tiempo que emergieron muchas lenguas regionales que tienen el mismo estilo, léxico y estructura que el sánscrito. Fue entonces cuando la literatura india se adaptó a un nuevo movimiento que aún estaba por venir. Cuando el imperio mongol estableció su control sobre la mayor parte de la India, el persa se convirtió en la lengua de la corte. Además, ocupó el mismo lugar que había ocupado el sánscrito anteriormente. Como resultado, aparecieron un gran número de producciones literarias en esta lengua. Paralelamente, también aumentó la producción literaria en lenguas vernáculas. Mientras la cultura y la ideología mongolas se impusieron en la India, los escritores pudieron presenciar las interacciones de las lenguas vernáculas. El Islam en la India surgió gracias a las literaturas vernáculas. En un momento concreto de esta época, durante la situación conflictiva creciente entre hindúes y musulmanes, el movimiento Bhakti (o movimiento de la devoción) se extendió por todo el país; se adoraba un solo dios, tanto los hindúes con su panteón, como los islamistas con Alá. Esto es vio reflejado en las literaturas vernáculas.

La lengua inglesa entro en la India con la política de educación del imperio británico para los indios nativos colonizados. No tardó en asentarse en el país. Con la conexión inglesa, la cultura y literatura europeas encontraron su camino hacia la India, y los escritores del país supieron responder a esta situación de forma adecuada. Por consiguiente, podemos encontrarnos la novela urdu en fascículos Fasana-e-Azad , con influencias de Don Quijote , la novela inglesa Los papeles de Club Pickwick y los grandes romances épicos ( dastan ) en persa y urdí publicados entre 1878 y 1885, escritos por Ratan Nath Sarhar. Curiosamente, habla sobre las aventuras del protagonista por las calles de Lucknow (una ciudad en el estado de Uttar Pradesh, en la India) hasta los campos de batalla de la guerra entre Turquía y Rusia.

La India adoptó el inglés y los indios empezaron a escribir en esta lengua. Empezaron con ensayos, filosofía, sociología y religión, pero poco a poco empezaron a aparecer textos sobre todas las materias. La ficción literaria empezó a coger forma cuando empezaron a publicar autores como Nirad Chaudhari, Mulkraj Anand o R. K. Narayan. Estos autores tenían lo que podríamos llamar un toque “colonial” distintivo entre sus escritos, discernible a través de referencias evidentes o escondidas sobre la cultura y el imperio inglés. La perspectiva cambió con la independencia de la India: la aparición de un tipo de escritura “poscolonial” devolvió la importancia perdida de las lenguas y culturas locales. Después de la independencia la India empezó a “respirar” por su cuenta y las lenguas vernáculas también empezaron a mostrar mucha más autoconfianza y producción literaria. Gracias a escritores como Salman Rushdie i Vikram Seth, los textos anglo-indios encontraron su lugar en el mundo; y gracias a escritores como Arudhati Roy o Kiran Desai, esta literatura sigue deslumbrando los lectores de todo el mundo a través de una gran variedad de formas y de estilos narrativos.