Respuestas

2014-02-20T04:29:23+01:00
Es una de las tantas frases absurdas que los técnicos informáticos de una empresa estadounidense debieron escuchar por parte de los usuarios, según la recopilación hecha por la firma Robert Half Technology.