Respuestas

2012-06-15T18:10:19+02:00

El género de locura es diferente en Don Quijote y en Hamlet. Es acaso más difícil de explicar en el caso del español, que se refiere con una palabra a dos cosas diferentes. Don Quijote, más que nada, padece de enloquecimiento (folly), es un enloquecido (fool); mientras que Hamlet finge que está loco (mad), que sufre de locura (madness) - por otra parte Ofelia al final se vuelve loca de verdad. Las dos variedades de locura se difieren en muchos aspectos, sin embargo también hay que fijarse ende las similaridades.


Don Quijote
 enloquece después de haber leído demasiadas novelas de caballería. Adopta un nuevo nombre, decide enamorarse de Dulcinea de Toboso, a la que nunca ha visto, y sale de casa en busca de aventuras con su escudero Sancho Panza para mejorar el mundo. Se considera un caballero andante, siguiendo el modelo del Rey Arturo de Inglaterra, de Amadís de Gaula y de muchos otros. La caballería es una religión para don Quijote. Traba batallas que no son necesarias, sale molido de ellas, y ve la realidad de forma diferente, como si estuviera bajo un encantamiento, pues o no ve lo real o piensa otra cosa. Don Quijote, aunque enloquecido, es un hombre de bien; no le gusta el mundo así como es y lo quiere mejorar, así que no importa que sus batallas resulten siempre mal. Sancho dijo de él:

[3]"era un pobre caballero encantado, que no había hecho mal a nadie en todos los días de su vida."

Su enloquecimiento proviene también de la 

tristeza provocada por la ausencia de su "princesa", Dulcinea de Toboso: él está loco de amor. Se le llama "El Caballero de la Triste Figura" lo que dice mucho de su género de locura y nos hace relacionarlo con la melancolía.

Su enloquecimiento es inocente, no es peligroso, excepto para él mismo. (Lo que no se puede decir de Hamlet). En la Primera parte, la gente se burla de su locura y de sus disparates, mientras que el la Segunda ya lo aprecian porque es conocido. Don Quijote es un personaje tragicómico. Hace reír tanto al lector como a los propios personajes de la novela, lo que al mismo tiempo provoca cierto cargo de conciencia cuando uno se da cuenta de que nada es culpa del caballero y que los que se burlan de él y sus desengaños, en realidad, son crueles.

A diferencia de Hamlet, don Quijote sabe actuar. En esto también se aproximarse el Quijote a una pieza teatral. Don Quijote es capaz de verdaderas hazañas, no importando que sean superfluas. Desde este punto de vista, don Quijote se presenta de manera más heroica que Hamlet. Está enloquecido y por eso no tiene miedo: la locura le presta coraje. Hamlet no está loco de verdad, y quizá por eso le falte el valor de llevar las cosas a cabo.