Respuestas

2014-02-17T15:35:36+01:00
“Con mi blanca Laura recién nacida,
(y en la siempre caótica hora de comida)
a Pedro y a José yo entretenía
buscando darles un momento de alegría.
Cada día se inventaba un cuento,
cada día volaba el pensamiento:
 Primero fue el ratón que comía limón
y luego la abuelita con su leche calientita.
Nada demoró Vicente en cautivarnos sin un diente
o la historia de mi vecina y sus trenzas con gomina.
 Y juntando palabra, verso y rima
nacieron cuatro cuentos en mi cocina.
 y colorín, colorina,
te regalo mi cuento, te regalo mi rima.”