Respuestas

2014-02-13T21:51:37+01:00
Una acumulación de células
Espero que te sirva!! Si te gustó mi respuesta márcala como la mejor, que ayuda mucho!! Un besitooo :*
2014-02-13T22:44:34+01:00
El criterio fundamental para definir la valoración ética de importantes actividades biomédicas, como pueden ser la clonación terapéutica con la finalidad de obtener células madre embrionarias, la selección de sexo, la fecundación in vitro, el uso de la píldora del día después o del dispositivo intrauternio (DIU), la utilización de embriones congelado, y en general de la experimentación con embriones preimplantado, es conocer cuando se inicia la vida humana. Es decir, si el cigoto (embrión de una sola célula), y en general el embrión preimplantado, es un individuo humano o simplemente es un conglomerado de células sin valor, como afirman algunos investigadores y bioéticos que trabajan en este campo. Por ello, cualquier dato biológico nuevo que se publique sobre este asunto merece especial atención, especialmente en estos días en los que algunas autonomías han anunciado que van a proponer nuevas disposiciones legislativas para permitir que en ellas se pueda investigar con células madre obtenidas de embriones humanos.En este sentido, unas recientes e interesantes experiencias realizadas por el grupo Zernicka-Goet´z (Development 128; 3739, 2001), apoyan que el desarrollo de los mamíferos se determina ya en la primera división celular, es decir se define en las primeras horas de vida. Para demostrarlo, los autores, tiñen las dos primeras células del embrión de una rata, de azul o de rojo. Después comprueban que a partir de una de ellas se va a formar el cuerpo del embrión, teñido de rojo, y de la otra la placenta, teñida de azul. Esto parece demostrar que desde la primera división celular, existe ya una especificidad biológica que va a determinar para qué va a servir cada una de las dos células de ese embrión incipiente, lo que parece incompatible con la afirmación de algunos científicos de que el embrión, en sus primeras horas o días, sea un conglomerado inespecífico de células.Pero ante este razonamiento, surge una pregunta que, en principio, no parece fácil de resolver. En efecto, si desde la primera división celular está predeterminado que una de sus células vaya a dar lugar al cuerpo del embrión y la otra a la placenta, ¿cómo hacer ésto compatible, con el hecho biológico, claramente establecido también, de que cada una de ellas, tomada aisladamente, pueda dar lugar a un embrión completo, con su placenta incluida, es decir que cada una de ellas sea totipotente? Esto seguramente restaría validez a las experiencias de Zernicka-Goet´z, para apoyar que la vida de los mamíferos queda definida en la primera división celular.Sin embargo, las más actuales teorías sobre el desarrollo epigenético del embrión, pueden dar luz a esta aparente contradicción. En efecto, hoy día se conoce que para el desarrollo de un nuevo individuo, no solo se requiere su genoma completo, sino que se requiere también una serie de interacciones entre sus células, y entre sus células y el medio en el que están inmersas, que van a dar lugar a una información genética emergente, la denominada información epigenética, necesaria para que el nuevo organismo pueda autorganizarse y desarrollarse hacia su estadio embrionario primero y adulto después. En el embrión, incluido el de dos células, este cambio de información intercelular es necesario para que cada una de ellas pueda especializarse y dirigir su desarrollo hacia la formación del cuerpo del embrión o la placenta. Por esto, cuando una de las dos primeras células del embrión se separa de la otra, esta interacción celular desaparece y con ello la capacidad de especialización, circunstancia que se recupera cuando esa célula se divide en otras dos. Esto podría aclarar la cuestión, un tanto contradictoria, anteriormente planteada, por qué una célula sola puede dar lugar a un embrión con su placenta y esa misma célula, dentro de un cigoto de dos células, da ya lugar únicamente al embrión o a la placenta. Pero además de la interacción celular, el desarrollo epigenético del embrión está regulado por la situación espacial de sus dos primeras células dentro del embrión, situación que se establece en la primera división celular, y que está condicionada por la localización polar de su material genético y por el punto por el que el espermatozoide p