Respuestas

2014-02-12T22:05:02+01:00
La entrada en calor produce los siguientes beneficios: aumenta la temperatura corporal, favorece la irrigación sanguínea, aumenta la frecuencia cardiaca y respiratoria, aumenta la propiedad elástica de los músculos, tendones y ligamentos y prepara a los músculos para el esfuerzo, evitando posibles lesiones como calambres, distensiones y desgarros. 

Pasos a seguir en la entrada en calor: 
Comenzar con ejercicios aeróbicos (como trote o bicicleta) a un ritmo moderado o bajo. Luego, se sugiere realizar diez minutos de elongación para estirar los músculos y prepararlos para un trabajo intenso.