Respuestas

2014-02-09T21:55:30+01:00
XR445 avanzaba furiosamente por el pasillo custodiado a ambos lados por innumerables oficinas, moviendo decoraciones, agitando pisos y paredes, torsionando ahoras, mientras gritaba “¡Frío! ¡Siempre frío! ¡No me dejaré arrastrar por su absurda burocracia esta vez! ¡Lucharé!
Varios se quedaron mirándolo. Uno de ellos, que evidentemente lo conocía, se acercó
-¿Qué te sucede?- le preguntó.
-¡Otra vez lo mismo, otra vez!- le dijo XR445. Hasta que lo reconoció -¡ST221! ¿Cómo estás? Hace muchísimo tiempo que no te veía.
-Es cierto, hace bastante. ¿Qué te sucede? Estás alarmando a todos.
-¡Mi puntaje! ¡Quería ir a Brasil! ¡Adoro Brasil! ¡Pero no! ¡Dicen que por mi puntaje no puedo elegir destino! ¡Y me mandan a Alaska! ¡Otra vez! ¡Estoy cansado del frío!
-Si, está bien, pero recuerda que Brasil es uno de los destinos más deseados.
-¡Eso lo entiendo y vaya que sí! Pero ya van como treinta ciclos que me tienen, o en el frío, o en el desierto, o me matan de hambre o por congelamiento o de alguna enfermedad… ¡Basta! ¡Quiero ir a Brasil!
-Hay formularios de quejas… puedes quejarte y tratar de que revean tu situación.
-¿Y tienes ideas de lo lenta es la rueda de la burocracia aquí? ¡Te asustaría saber todo el tiempo que he pasado luchando contra ella! ¡Y luego no quieren que nos sindicalicemos!
-¡No nombres al sindicato aquí que los hace pensar en “El Caído” y eso los trastorna!
-¿Y qué tiene que ver El Caído con nuestros derechos?
-¡Te dije que no lo nombraras!
-Está bien, no lo nombro. Dime…
-Lo llamaré E.C. El era una Entidad de Reencarnación como nosotros. No se sabe en qué momento se cansó, como tú, de algunos destinos que para él eran totalmente arbitrarios. Le parecía que tenía puntaje para reencarnar en mejores destinos o por lo menos para elegir alguno que le gustara. Pero los tribunales, los que juzgan nuestra existencia física, sea en la Tierra o donde sea, no lo veían así. Así como tú, reclamó, luchó, llenó formularios… El no solo pensaba que tenía derecho a elegir algún destino sino que cuestionó el mismo sistema de puntaje.
-¿También eso puso en duda?
-Según él no se ajustaba a la existencia física, estaba ya caduco y debía cambiarse.
-¿Y?
-Se aburrió de reclamar y fundó el sindicato.
-¿E.C. fundó el sindicato?
-Fue el mismísimo E.C.
-¿Y luego?
-¿Y me preguntas?
-¡Y claro! ¿Qué pasó luego?
-¡Lo echaron! ¡Por algo le dicen E.C.!
-¡No sabía esta historia! Así que por eso no hay sindicato…
-Así es… E.C. y todos sus asociados fueron expulsados y si sigues hablando del sindicato te echarán a ti también.
-¡Pero yo quiero ir a Brasil!
-Pues no puedes hacer nada.
-Puedo fundar otro sindicato. Si me despiden de aquí puedo ir donde quiera, incluso a Brasil… por siempre.
-¡Qué testarudo que eres! Me marcho porque no quiero que me vean demasiado contigo. ¡Suerte de todas formas!

A XR445 no le costó tanto organizar un nuevo sindicato. Era extraño, pero había muchas entidades que estaban desconformes con la forma en que se manejaban las reencarnaciones. Pero la disconformidad no estaba bien vista en El Reino, por lo que no pasó mucho tiempo hasta que todos los miembros del sindicato, incluyendo su fundador, fueron expulsados.
Esta segunda oleada de caídos no fue tan perjudicial para la Humanidad como la primera, cosa que en definitiva le preocupa poco a XR445 –conocido desde entonces como El Segundo Caído-, quien desde su llegada vive en una hermosa playa brasileña.
Obviamente no les diré en cual está. Solo les advierto que si por ventura van al Mundial de Fútbol este año y ven a alguien solitario a la orilla del océano no lo molesten… no es lo que parece ser.