Respuestas

2014-02-05T22:55:10+01:00
Cuando se cumplieron los dias de
la purificacion, segun la ley de moises, lo
llevaron a jerusalen para ofrecerlo al Se-
ñor, como esta escrito en la ley del señor:
"Todo varon primogenito sera consagrado
al Señor" y para ofrecer el sacrificio segun 
lo ordenado en la ley del Señor: un par de
tortolas o 2 pichones.
Había entonces en Jerusalen un hombre
llamado Simeón, justo y piadoso, que 
esperaba la liberacion de Israel: El Espiritu
Santo estaba en el, y le habían anunciado 
que no moriría sin ver al mesías del Señor,
Movido por el Espiritu fue al templo, y,
al entrar los padres con el niño Jesús para
cumplir lo establecido por la ley acerca de el,
lo recibio en brazos y bendijo a
Dios, diciendo:
Ahora señor puedes dejar morir en
paz a tu siervo, por que tu promesa se ah 
cumplido: Mis propios ojos han visto al 
Salvador, que has preparado ante todos los
pueblos, luz para iluminar todas las naciones,
y gloria de tu pueblo de Israel.
Su padre y su madre estaban admirados
de las cosas que decian de el. Simeon los bendijo, 
y dijo a Maria su madre:
Este niño está destinado en Israel para
que uno caigan y otros se levanta; será 
signo de contradicción para que sean des-
cubiertos los pensamientos de todos; y a ti
una espada te atravesará el corazon.
Estaba tambien la profetisa Ana, hija de Fanuel,
de la tribu de Aser, de edad muy avanzada.
Se había casado a muy joven,
y a los 7 años de matrimonio había enviudado.
Tenía 84 años. Estaba
siempre en el templo, sirviendo a Dios
noche y día con ayunos y oraciones. Se 
presento en aquel momento y, daba
gloria a Dios hablando del niño a todos los que 
esperaban la liberacion del reino de Israel.