Respuestas

2012-06-11T22:10:23+02:00
Bloom compara a Cristo con Hamlet y Don Quijote

Harold Bloom (Nueva York, 1930) presentó ayer su obra más polémica, Jesús y Yahvé. Los nombres divinos. Profesor de Humanidades en la Universidad de Yale y de Filología en la de Nueva York, Bloom se atreve con todo en una obra que pensó escribir "hace más de 40 años". Sus declaraciones, como casi siempre, tienen más de polémica que de razonamiento meditado.

De entrada, tras analizar el Nuevo Testamento, la Biblia hebrea y el Corán, desmonta la figura de Jesucristo. "El culto occidental a Dios, aunque la gente no lo sepa, no es más que el culto a unos personajes literarios. El personaje de Hamlet creado por Shakespeare es el Jesucristo del evangelio de Marcos. Un personaje que ha viajado mucho y que está enormemente preocupado por lo que la gente piense de él". Bloom también equipara la figura de Cristo con la del Quijote de Cervantes. "Ambos sufren por no saber quién son y a la vez por tomar conciencia de sí mismos", explica.En un momento en que la religión ocupa una gran parcela de la vida política, no pestañea al afirmar que "no existe una tradición judeocristiana". Sus dioses y sus textos sagrados no son compatibles."No tienen nada en común. Son la manifestación de gentes diferentes que hablan de cosas distintas. A muchos judíos y cristianos evangélicos les interesa hablar de esta tradición por supervivencia. Es como si habláramos de una línea cristiano-islámica. Es algo que no existe", explica.Bloom relativiza el hecho de que la religión cristiana sea monoteísta. "Es muy difícil no considerar que la Santa Trinidad sea un apaño para enmascarar una religión politeísta". Algo que ha calado en la sociedad americana. "En los últimos dos siglos se ha ido forjando una tendencia curiosa a prestar culto al Espíritu Santo", resume. "Existe el peligro de que nos convirtamos por primera vez en una especie de teocracia. Tenemos un Tribunal Supremo, del que sospecho, que de una forma u otra acabará ilegalizando el aborto". Según Bloom, quien se opone a algo con la suficiente fuerza corre el peligro de convertirse en eso mismo. Por ello, no tiene "muy clara la diferencia entre Bush, el peor presidente de la historia de Estados Unidos, y Sadam". "Para la mayoría de los americanos hubo un Cristo histórico que hablaba inglés. Debe ser el mismo en el que cree Bush. Uno republicano, afiliado a su partido y presidente de una gran empresa americana", ironiza Bloom.