Respuestas

2012-06-08T03:46:43+02:00

mira, la filosofia kantiana se basaba pricipalmente en 3 puntos o criticas de la razon, la critica de la razon pura que tiene que ver con la forma con la que el hombre conoce, critica de la razon practica le da un esoecial enfasis a la moralidad y  critica del juicio cuando la regla, el principio y la ley son dados, el juicio se llama determinante. En cambio, si sólo lo particular es dado, el juicio en busca de lo universal se llama reflectante.

en cuanto a la parte ntropologica, aristoteles plante un hilemorfismo del alma y el cuerpo y plantea que el alma tiene 3 formas, la vegetativa, la sencitiva y la racional qu es la del homdre pero la una depende de la otra... ten en cuenta que en la parte politica aristoteles apoya las monarquias y habla que existe las monarquias, las aristocracias y las democracias...



¡La mejor respuesta!
2012-06-08T03:47:35+02:00

Voy a comparar las teorías éticas de Kant y Aristóteles. Teniendo en cuenta que los
sistemas éticos son hijos de su tiempo y que entre ambos autores hay una distancia
cronológica de más de 2000 años vamos a ver como el sistema ético de Kant busca
fundamentar la conducta ética de un modo completamente distinto a los sistemas éticos
anteriores, y sobre todo al eudaimonismo aristotélico.
Un primer punto de divergencia entre ambos es la distinta caracterización que hacen
de la ley moral: mientras que para Kant la ley moral (y por extensión la ética como
disciplina) se define por su universalidad y necesidad, para Aristóteles, al contrario la
ley moral se define por su universalidad, pero no por su necesidad. Así, para el filósofo
griego la ética es un saber práctico que no tiene que por que ser necesario. Como
consecuencia de esto, la ética kantiana se basa en un solo imperativo categórico válido
para todas las circunstancias posibles. Al contrario, en el caso de Aristóteles, la ética
esta formada por muchos imperativos hipotéticos, tantas como circunstancias posibles
se puedan dar.
En relación con lo anterior las éticas de los dos autores tienen un fundamento distinto.
En el caso de Kant la ley moral no se basa en la experiencia, sino en el propio sujeto
que es capaz de concebir la ley moral. Tiene por lo tanto un fundamento a priori. Para
el filósofo griego, al contrario, es la experiencia, en consonancia con su empirismo, el
fundamento de la ley moral, ya que es el hábito y la práctica constante, (la
experiencia) los que nos llevan a un obrar correcto. Su fundamento es, por lo tanto, a
posteiori.
Pero la diferencia más fundamental entre ambos autores es la siguiente: para Kant el
cumplimiento de la ley moral es un fin en si mismo, no un mero medio para algo,
para un premio. Al contrario, para Aristóteles, la virtud es un medio para conseguir el
Bien Último Supremo del hombre que es la felicidad. Por esta razón, la ética
aristotélica es una ética material, es decir esta dotada de un contenido concreto. Al
contrario, la ética kantiana es una ética formal: lo que importa no es tanto el contenido
de la ley moral, sino su forma, y su cumplimiento estricto, es decir, es una ética basada
en el deber, por encima de la felicidad. Así una conducta es moral si es universalizable,
no si nos lleva a la felicidad. Esta nos dice Kant no es el fin, pero si la consecuencia. El
deber no nos tiene porqué hacer felices, pero si que nos hace dignos de felicidad: para
Aristóteles tenemos que ser prudentes (estudiar los casos particulares) al aplicar un
principio moral, mientras que en Kant debemos ser respetuosos con la ley moral, a
pesar de las circunstancias.
La ética kantiana se basa en la autonomía moral, frente a la ética aristotélica que se
basa en la heteronomía moral. En el caso de Kant, la posibilidad de que mi conciencia
moral tenga la capacidad de concebir el imperativo categórico frente a mis deseos e
inclinaciones es una muestra clara de la autonomía de la razón. En el caso de
Aristóteles, al contrario, es el deseo de ser felices el que nos arrastra, es el objeto
deseado –la felicidad- el que marca la pauta de mi conducta moral. Al querer ser feliz
no soy plenamente autónomo.