Respuestas

2012-06-07T06:51:27+02:00



Los setenta y cinco años transcurridos entre la muerte de //Luis XIV// (1715) y el estallido de la Revolución Francesa (1789) fue un período de estabilidad y equilibrio. No hubo guerras religiosas ni conflictos sociales y menos actividad social que en el siglo XVII. La monarquía de derecho divino abrió paso al "despotismo ilustrado".


Los gobiernos de los estados europeos en el siglo XVIII, tanto las monarquías como las repúblicas, se pueden catalogarse mejor como "aristocracias". Por doquier, las minorías con tierra o adineradas controlaban o influían fuertemente en los gobiernos de Europa. Todos eran ricos, bien nacidos y privilegiados, así correspondían con la definición del siglo XVIII de aristócratas. Por doquier la aristocracia resurgió contra la monarquía absoluta, muchos de los logros de las monarquías del siglo XVII se perdieron o comprometieron. 


En esta contienda entre los monarcas y aristócratas, generalmente se obtenía algún arreglo. Los gobiernos del siglo XVIII mantuvieron un equilibrio difícil entre la centralización y la descentralización, entre la monarquía absoluta y la aristocracia privilegiada. Esto podía parecer inconsistente, sin embargo era explicable, la adherencia estricta a los principios básicos fue la causa de las sangrientas guerras religiosas y civiles de los dos últimos siglos.


El equilibrio también fue la norma en las relaciones internacionales. El equilibrio de poder entre las "grandes potencias" de Europa se convirtió en el objetivo principal de los diplomáticos.


Después del restablecimiento de la paz de 1713 en el oeste de Europa y del 1719 al 1721 en el este, los gobiernos y pueblos estaban cansados de la guerra. La era que le sucedió no fue ni heroica ni estimulante pero sí corrupta, como muchos otros períodos de posguerra. 


En Europa, con pocas excepciones, las instituciones monárquicas decayeron, así sucedió en Francia durante la generación después de la Paz de Utrecht


A una generación pacífica siguió otra dominada por dos guerras, la Guerra de Sucesión de Austria (1740-48) y la Guerra de los Siete Años (1756-63), separadas por unos pocos años de intensa actividad diplomática. Una de las rivalidades de la época fue entre Prusia y Austria por el territorio de Europa Central. La otra, entre Gran Bretaña y Francia por el comercio y el imperio colonial de Norteamérica, las Indias Occidentales, Africa y la India. En la paz final de 1763, Inglaterra y Prusia habían ganado a expensas de Francia y Austria. espero haberte ayudado