Respuestas

2012-06-05T22:40:44+02:00

- EL NEODARWINISMO Y OTRAS TEORÍAS EVOLUTIVAS.

 

El Neodarwinismo, o teoría sintética de la evolución, fue elaborado, entre otros científicos, por Huxley, Dobzhansky y Mayr. Está basado en la variabilidad genética y en la selección natural, aspectos ya reseñados en la teoría de Darwin, pero matizados por los conocimientos aportados por la genética de poblaciones, la genética molecular, los descubrimientos paleontológicos, etc. (es importante destacar que cuando Darwin planteó su teoría aún no se había empezado a estudiar la Genética como ciencia). Los puntos básicos de la teoría sintética son:

La herencia de los caracteres adquiridos de Lamarck queda completamente descartada como hipótesis para explicar la evolución.

La selección natural es la causa principal de la evolución de los seres vivos y se da en poblacionesno enindividuos aislados.

La variabilidad de los individuos de una población depende de los genes que haya en ésta. (Se origina gracias a las mutaciones).

Las mutaciones contribuyen a la variabilidad genética, manifestándose en forma de nuevos fenotipos favorecidos o eliminados, según su eficacia, mediante la selección natural.

El japonés M. Kimura propone en su teoría neutralista que la gran parte de las mutaciones que sufre una especie no alteran el grado de supervivencia de ésta, ya que son neutras, por lo que no presentan ni ventajas ni desventajas.

Los paleontólogos S. Gould y N. Eldregde proponen su teoría del puntualismo o saltacionismo, basada en que los datos paleontólogos no muestran que el proceso evolutivo sea gradual, sino que se produce de forma irregular, a saltos. Estos suponen la aparición de nuevas especies o la desaparición brusca de otras preexistentes (las mutaciones producen grandes saltos en la evolución).

- GENÉTICA HUMANA

 

Las afecciones genéticas constituyen un problema con el que se enfrenta la ciencia y la sociedad desde hace tiempo.

De los cuarenta y seis cromosomas que existen en las células de la especie humana, que constituyen su cariotipo, cuarenta y cuatro son los llamados autosomas y dos son los heterosomas o cromosomas sexuales.

Según se vean afectados unos u otros hablaremos de anomalías autosómicas o anomalías heterocromosómicas o heterosómicas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ANOMALÍAS AUTOSÓMICAS

Pueden presentarse entre otros casos, las variaciones en el número de autosomas, como:

La trisomía 21 o síndrome de Down, denominada como idiocia mongoloide y citado desde el siglo pasado por L. Down. Consiste en la presencia de un cromosoma de más, morfológicamente similar a los existentes en la pareja 21. Los individuos afectados presentan deficiencias, pliegue mongol en los ojos, cardiopatías, macroglosia (lengua muy grande), con tendencia a mantener la boca entreabierta, nariz pequeña. Ésta aumenta con la edad de la madre: en mujeres menores de 35 años es de 1 cada 2000 nacidos, y en mujeres mayores de 45 años, 1 de cada 40. Si la edad paterna es superior a los 50 años, también aumenta el riesgo de alteración.

La trisomía 13 o síndrome de Patau, es muy grave (descubierto en 1960) ya que la vida de los afectados dura tan solo unas cuantas semanas. Presentan desarrollo incompleto del encéfalo y de los nervios olfativo y óptico, polidactilia (mayor número de dedos), malformaciones cardíacas, etc. Su frecuencia se estima en 1 de cada 10.000 nacidos vivos. La edad materna, al igual que en el síndrome de Down es importante.

ANOMALÍAS HETEROCROMOSÓMICAS.

 

En la especie humana el sexo viene determinado por la presencia de una pareja de cromosomas sexuales o heterocromosomas. Si son la pareja XX originan un fenotipo de hembra, y si son XY, el fenotipo macho. La probabilidad en ambos casos en de un 50 por 100.

Las variaciones en el número de heterocromosomas dan lugar a alteraciones o síndromes en el nuevo individuo. Analizamos a continuación algunas de las más estudiadas.

El síndrome de Klinefelter, caracterizado por la presencia de un cromosoma sexual más (XXY). Fenotípicamente son varones, tienen poca o escasa vellosidad y son estériles, con un 25% de los afectados que presenta retraso mental. Su frecuencia es de 2 de cada 1000 nacidos vivos, que aumenta con la edad de los padres.

El síndrome de Turner, en el que se observa un solo cromosoma sexual (0X), es decir, el individuo tiene 45 cromosomas en lugar de los 46 normales, son hembras, con características infantiles y estériles, y solo un 20% de los fetos llega a nacer. Su frecuencia es de 4 de cada 10.000 nacidos vivos.

 

El síndrome de duplo Y, con varones caracterizados por tener 47 cromosomas (XYY), con tendencia en ciertas ocasiones hacia un comportamiento antisocial que puede resultar peligroso.

 

 

 

 

 

 

 

 

 Durante el proceso de evolución es importante la selección natural, esta se da porque las condiciones ambientales favorecen o no la presencia de ciertas características, aumentando o disminuyendo la presencia de los genes que originan estas características. Un grupo de individuos de la misma especie que viven juntos (esa es la definición de población) tendrá las mismas condiciones ambientales actuando sobre ellos, lo que las hace suceptibles al cambio y a través del tiempo a la evolución, de tal forma que los otros individuos de la especie que viven lejos quedan fuera del proceso de selección. Un individuo no puede ser la unidad de la evolución, ya que es incapaz de modificar su carga genética, y en la población se puede ir modificando o favoreciendo la presencia de ciertos genes.