Respuestas

2012-06-03T18:56:34+02:00

Durante los “felices años 20” la economía mundial vive en un ambiente de optimismo, apoyado, no obstante, sobre dos procesos que no podían mantenerse de manera indefinida: la superproducción y la especulación.

La superproducción se considera unánimemente como la causante de la depresión que se inicia en el año 29. Durante la guerra mundial los países de ultramar habían desarrollado ciertos sectores industriales con el fin de suplir las importaciones europeas. Terminada la contienda, la producción industrial europea y la extraeuropea se suman, sin que paralelamente aumente el consumo; este estado de sobreproducción general provoca un aumento continuo de losstocks. En 1925 algunos productos básicos no son obtenidos en cantidad muy superior a la de preguerra, p. e, el hierro y el carbón; en cambio otros, el petróleo, los instrumentos eléctricos, la seda artificial, señalan unos índices mucho más elevados. De las estadísticas se deduce que el aumento de la producción europea hasta 1925 mantiene un ritmo regular, pero no aumento en relación con sus niveles de preguerra, son otros los continentes que se señalan por la incorporación creciente de sus materias primas o de sus productos; desde 1925 Europa, ya recuperada, incrementa su producción en una situación mundial de crecimiento continuo.

Al lado de la superproducción industrial debe tenerse en cuenta la agrícola, que viene provocada por una serie de años de cosechas excepcionales, a partir de 1925. Según Nogaro, los precios pudieron sostenerse por medio de acuerdos internacionales, pero al producirse la crisis financiera se rompieron estos convenios y afluyeron súbitamente a los mercados los remanentes acumulados, con lo que se produjo un hundimiento ruinoso de los precios. Jacques Neré no comparte esta tesis; documenta que algunos stocks siguieron aumentando, como es el caso del algodón, y que la crisis es más bien de subconsumo relativo que de superproducción, la origina la mala distribución de la renta; sus orígenes serían sociales más que económicos. En cualquier caso, sea que la producción agrícola mundial es excesiva, como sostiene Nogaro, sea que la capacidad adquisitiva es débil y el consumo bajo, como explica Neré, los remanentes agrícolas vienen a sumarse a los excedentes de productos industriales.