Respuestas

2013-12-12T23:48:35+01:00
Chihuahua.- Sólo en Rusia, Kenia y Chihuahua se vive un proceso de adelgazamiento de la corteza terrestre a causa de la evolución de fluidos magmáticos y que podría ser la causa de los sismos que se registran en la zona centro del estado, indicó Oscar Dena, geólogo de la UACJ a cargo de los estudios que se realizan en la región. Luego de haber encabezado los primeros trabajos sobre la incidencia sísmica en los municipios del centro de la entidad, indicó que pueden ser dos las causas por las cuales ha estado temblando, como es el reacomodo de esfuerzos de las fallas. Dijo que Chihuahua se encuentra en medio de una placa tectónica, por lo que los temblores registrados son algo muy singular, lo que indica que “posiblemente la placa tectónica en la que estamos se esté adelgazando, y por eso se esté acomodando todo el material”. Explicó que el adelgazamiento se da por el contacto con la “estenósfera”, la capa de la tierra que transporta fluidos desde el centro de la tierra, los cuales son muy calientes, de millones de grados centígrados. Esto pasa en la zona de Colorado, Texas y Chihuahua, en Rusia y Kenia, aquí estaba muy tranquilo, pero ya se reactivó; es un proceso muy largo con el cual se forman los nuevos océanos, por lo que no se “tranquilizará” pronto. Lo que debe hacerse es ver cuánto va a seguir y “más o menos la capacidad de daño que puede generar”. Esto se mide con base en estimaciones para determinar la estimación del terremoto máximo probable que se pueda tener, y con base en eso se diseña el plan de contingencia a la par de determinar la falla geológica que lo está causando, lo que permitirá emitir alertas a los que se encuentren en la zona. A la par se realizarán estudios sismológicos en Chihuahua y Delicias para tener capacidad de respuesta si este evento se diera. A su vez, en rueda de prensa, Luis Luján Peña, Coordinador de la Unidad Estatal de Protección Civil indicó que iniciarán un estudio en la que participarán la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez y la Universidad Autónoma de Chihuahua, para determinar el tipo de suelo en que se encuentran las poblaciones de la entidad y entonces poder determinar las alertas a emitir. Se instalarán 10 sismógrafos en la zona para realizar los estudios, los cuales tardarán entre 3 y 4 meses en iniciar y dos años en realizarse. Durante ese tiempo se estarán realizando registros de sismos e interpretación de datos, a fin de poder tener conocimiento de cuáles son las zonas más susceptibles de registrar temblores.