Respuestas

2013-12-09T07:25:17+01:00
Metaloides que existen son los siguientes:
- Boro
- Silicio
- Germanio
- Arsénico
- Antimonio
- Telurio
- Polonio
- Astato
Si miras una tabla periódica, veras que se encuentran en forma diagonal, quedando a su izquierda los metales, y a su derecha los no metales
Las características de los metaloides son las siguientes:
- Semiconductores de la electricidad, la conducen solo en un sentido
- Estado sólido a temperatura ambiente
- La mayoría brilla como los metales
- Malos conductores del calor
- Cuando reaccionan con metales, se comportan como NO metales, y cuando reaccionan con NO metales, se comportan como metales
2013-12-09T08:17:14+01:00
Los elementos que no se pueden clasificar como metales o como no metales; tienen propiedades de los dos grupos y se les llaman metaloides o semimetales. Estos son el boro (B) del grupo IIA, silicio (Si) del grupo IVA, germanio (Ge) del grupo IVA, arsénico (As) del grupo IVA, antimonio (Sb) del grupo VA y telurio (Te) del grupo VIA.
Propiedades físicas Los metaloides poseen propiedades físicas semejantes a las de los metales y los no metales. Son sólidos a temperatura ambiente, la mayoría de ellos presentan brillo metálico, por lo general son muy duros y se pueden presentar en diferentes formas alotrópicas. Por ejemplo, el silicio se puede encontrar en dos formas: la cristalina, en la cual los átomos se encuentran perfectamente ordenados en el espacio y la amorfa, cuyo ordenamiento de átomos es irregular.
Son llamados semiconductores por no ser muy buenos conductores del calor ni de la electricidad, ejemplo: el silicio, el germanio, el arsénico y el antimonio.
 
Propiedades químicas Tienen 3 o más electrones en su capa externa (capa de valencia): el boro tiene 3 electrones, el silicio y el germanio 4, el arsénico y el antimonio 5 y el telurio 6.
La reactividad de los metaloides es variada; algunos son más reactivos que otros. Pueden reaccionar con algunos metales y con
los no metales; en general reaccionan con los halógenos y el oxígeno.
El boro reacciona con el hidrógeno par formar sales llamadas hidruros, que se emplean en los laboratorios químicos. Con el oxígeno forma óxidos cuyos derivados, ácido bórico y bórax, se emplean en lavados oculares, en lavanderías y limpieza.
El silicio es un elemento poco reactivo que, con el oxígeno, forma el dióxido de silicio dando lugar a sólidos de alto punto de fusión, duros y quebradizos que se encuentran en el cuarzo, ágata y arena.
El dióxido de silicio se puede combinar con metales, con magnesio para formar el talco y con aluminio para formar arcilla.
El arsénico y el antimonio reaccionan con los halógenos y el oxígeno. Se encuentran en la naturaleza combinados con azufre.