PRECISO QUE ME HAGAN UN ANÁLISIS DETALLADO ES PARA LITERATURA. POR FAVOR SE QUE ES MUCHO PERO POR LA P.C. ES MAS FÁCIL. GRACIAS!! LES DEJO EL FRAGMENTO. Sin dejar de avanzar bajo el poncho la mano en la pistola por cualquier evento, el lo fue observando la negra cabalgadura. El respectivo poncho mas que colorado. Al pisar tierra firme e iniciar el trote el otro que desplego una sonrisa taloneo, también se puso en movimiento y se le apareo. Desmirriado era el desconocido y muy muy alto. La barba aguda, renegrida. A los costados de la cara, retorcidos esmeradísimamente, largos mostachos le sobre salían. A Rodríguez le choco aquel no darse cuenta el hombre de que, con lo flaco que estaba y lo entecado del semblante, tamaña atención a los bigotes no se sentaba. ¿va para aquellos lados mozo? Le llegue con melosidad. Con el agregado de semejante acento, no preciso mas Rodríguez para retirar la mano de la culata. Y ya sin el menor interés por saber quien era el inoportuno, lo dejo. Lo dejo nomas tomarle yunta y siguió su avance a través de la gran claridad, la vista entre las orejas de su saíno, fija.

1

Respuestas

2012-06-02T19:43:48+02:00

Sin dejar de avanzar bajo el poncho la mano en la pistola por cualquier evento, el lo fue observando la negra cabalgadura. El respectivo poncho mas que colorado. Al pisar tierra firme e iniciar el trote el otro que desplego una sonrisa taloneo, también se puso en movimiento y se le apareo. Desmirriado era el desconocido y muy muy alto. La barba aguda, renegrida. A los costados de la cara, retorcidos esmeradísimamente, largos mostachos le sobre salían. A Rodríguez le choco aquel no darse cuenta el hombre de que, con lo flaco que estaba y lo entecado del semblante, tamaña atención a los bigotes no se sentaba. ¿va para aquellos lados mozo? Le llegue con melosidad. Con el agregado de semejante acento, no preciso mas Rodríguez para retirar la mano de la culata. Y ya sin el menor interés por saber quien era el inoportuno, lo dejo. Lo dejo nomas tomarle yunta y siguió su avance a través de la gran claridad, la vista entre las orejas de su saíno, fija.