Respuestas

  • Usuario de Brainly
2013-12-02T02:54:03+01:00
Todavía le quedaban tres minutos y volvió a hacer la misma preguntar y el señor Brunier respondió que eran las nueve cuarenta y siete y al ver sus ojos supo que había muerto y volvió a repetir la respuesta para que supersticiosamente lo oyera. Brunier la tomó de la mano para poder buscar el pulso que el sabia inexistente. Brunier empezó a recordar el día en cuando la conoció y terminado le fue avisar al señor Gilbert de que Lucía había muerto. El señor Gilbert puso un rostro inexpresivo y aviso a la policía de lo sucedido. El señor Brunier le comentó al señor Gilbert que murió exactamente a las nueve cuarenta y siete. Gilbert iba decir algo pero fue interrumpido por un cliente joven que llevaba una raqueta en la mano y su rostro era soleado y sonriente. El joven explicó que hace once meses una amiga suya había reservado el cuarto 410 pero no sabía si lo había reservado al nombre de ella o al de él: Gabriel Cortina. Gilbert quedo asombrado y busco entre los ficheros y vio que el cuarto 410 estaba vacío y le entrego la llave y Gabriel se fue por los elevadores. El señor Brunier y el señor Gilbert deliberaron por unos momentos y decidieron que cuando llegara la policía explicarían lo sucedido a Gabriel. Al llegar los tres policías subieron al cuarto 410 a explicarle a Gabriel Cortina lo sucedido pero no lo encontraron y empezaron a buscar por todo el hotel y le empezaron a preguntar a los empleados y bajaron a administración y encontraron la llave del cuarto colgada en el fichero. Gilbert y Brunier discutieron acaloradamente con la administración de la presencia de Gabriel Cortina y llegaron a la conclusión de que habían alucinado. Después de esto Brunier confiesa que él y el señor Gilbert estaban enamorados de ella. Los tres policías se enternecieron con lo sucedido y uno que era de Gran Bretaña comentó que en su país pasaban cosas parecidas. Después los cinco hombres se dirigieron el cuarto de Lucía para poder terminar con su triste diligencia pero encontraron la raqueta blanca de Gabriel a los pies de la cama donde estaba el cadáver de Lucía. Otra vez empezaron a buscar a Gabriel pero fue inútil porque no volvió a aparecer nuca más en el Hotel del Príncipe. Gilbert se inclino por última vez sobre el rostro de Lucía, también ella se fue por siempre del hotel, pues en su rostro ya no quedaba nada de ella.