Respuestas

2013-11-24T18:37:46+01:00
TORMENTAS DE FRENTE FRIO
Se producen frecuentemente el paso de un frente frío, siempre que el aire cálido delante de él sea potencialmente inestable. El aire frío que viene moviéndose rápidamente, empuja y dispara hacia arriba la masa de aire cálido (inestable) desencadenando la tormenta a lo largo de todo el frente. La berrera tormentosa no es continua ni uniforme; hay lugares donde los topes son mucho más bajos y allí la actividad es menor. Incluso pueden presentarse "boquetes" de vez en cuando.
Pueden producirse en cualquier estación del año, pero en nuestros país se forman generalmente al final del otoño, en invierno o al comienzo de la primavera en Galicia, León y norte de España, por lo que parece que la orografía juega un papel importante activando el frente frío.

TORMENTAS DE FRENTE CALIDO
Se producen dentro de la masa cálida cuando ésta es inestable.
El efecto de disparo lo realiza la corriente ascendente necesaria para la formación del Cb. Las nubes tormentosas de frente cálido están en general  enmascaradas por los nimboestratos.
En este tipo de situaciones meteorológicas un piloto experimentado no debería confiarse y bueno es que lleve encendido el radar de a bordo. A veces incluso con el radar es difícil la identificación, pues el eco aparece asociado al eco general del nimboestrato.

LINEAS DE TURBONADA
La turbonada se define como un aumento brusco del viento de al menos 16 nudos, con velocidades sostenidas de más de 22 nudos durante un minuto.. Las líneas de turbonada en las latitudes medias están constituídas por una larga barreera de Cb,s dentro de una onda frontal en el sector cálido, paralelas al frente frío y a una distancia del mismo de unos 300 Kms. Los fenómenos son extremadamente violentos, con vientos fuertes y racheados que pueden llegar a girar hasta 180º.
Para que se forme una línea de turbonada no es preciso que exista un frente frío: En las regiones tropicales donde no hay frentes fríos, se forman en ciertas zonas de convergencia del viento.
A veces hay dos y hasta tres líneas de turbonada, y los Cb,s alineados en largas calles aparecen fotografiados por las cámaras de televisión de los satélites meteorológicos. En España se producen generalmente en primavera y otoño.

TORMENTAS DE MASA DE AIRE
TORMENTAS CONVECTIVAS
Pueden presentarse aisladas o agrupadas en células. Se producen cuando el fuerte calentamiento provoca el efecto de disparo del que ya se ha hablado. Como se sabe, para que se formen las tormentas tiene que haber dos condiciones: humedad e inestabilidad. Por eso el máximo tormentoso en tierra no se produce durante el verano, pues el aire suele estar bastante seco. En España los máximos tormentosos son dos: Uno al final de la primavera o comienzo del verano y otro al final del verano o comienzos del otoño, cuando las masas de aire cambian de densidad. Por el contrario, el mínimo de tormentas se produce en invierno, cuando el suelo está más frio.
En tierra, las tormentas comienzan en general a media tarde, al alcanzarse la temperatura de disparo y muchas veces las células tormentosas persisten hasta la medianoche; al amanecer no que ya rastro alguno de la tormenta.

TORMENTAS DE MEZCLA TURBULENTA
Suelen formarse en las regiones costeras y mar adentor durante la noche o el amanecer y se producen por la diferencia entre el agua caliente del mar y el frío del aire, que se enfría cada vez más al contacto con el agua

TORMENTAS OROGRAFICAS
Se forman a barlovento de los sistemas montañosos al fluir el viento perpendicularmente a la alineación orográfica. El relieve obliga al aire a ascender y actuar como mecanismo de disparo. Estas tormentas quedan estancadas a barlovento y se proeucen preferentemente al atardecer en las estaciones de primavera y verano. En España son muy típicas en el sistema cantábrico y en el central cuando la masa de aire que llega a ellas es marítima del NW.

TORMENTAS DE ALTA MAR
Ocurren a cualquier hora del día, puesto que la temperatura del agua no cambia apreciablemente durante las veinticuatro horas. En el Mediterráneo (un mar cerrado) se producen por lo general en otroño, cuando el mar está todavía muy caliente. Tanto aquí como en la costa del Golfo de Cádiz la actividad tormentosa es intensa durante la noche y hasta el amanecer. Por el día disminuye notablemente o desaparece.