Respuestas

2013-11-21T22:20:38+01:00


Los ahuehuetes son una especie originaria de México. Su nombre proviene del náhuatl ahuéhuetl que significa “árbol que nunca envejece” o “árbol viejo de agua” debido a que crecen en lugares donde abunda el agua.
El ciclo de vida del ahuehuete es el de nacer desde una semilla crecer (como un árbol grande y frondoso llega a medir entre los 20 y 30 m de altura y su corteza suele ser café y el follaje de color verde brillante.) después de esto se reproduce como cualquier otro árbol  y muere.

Normalmente el ciclo de vida del girasol es de 100 a 120 días desde la germinación hasta la cosecha. La operación de recolección debe iniciarse cuando la parte posterior del capítulo comience a tornarse de color castaño-amarillento y la mayoría de las hojas se hayan secado. La humedad de las semillas debe estar entre 12 y 14 %. Inclusive, en ocasiones, las empresas receptoras han exigido hasta 10%, por ello hay que tratar, en lo posible, de que el periodo de cosecha coincida con la época seca. La cosecha del girasol tiene la ventaja que puede realizarse con equipos similares a los que se emplean para el maíz: a la misma cosechadora se le puede adaptar un cabezal específico para girasol y graduar las revoluciones del cóncavo de una manera sencilla.

jailene y el ciclo de colibrí no lo tienes? me ayudas por fa. ?
dejame ver.. ;)
La planta del girasol vive 6 meses, aunque la flor tiene un ciclo de vida de 1 mes a contar desde el inicio del verano. La altura de esta planta es generalmente de entre 1,5 y 3,5 metros. El girasol tiene un tallo recto, áspero y velloso, hojas muy grandes y con largos peciolos -los dos o tres pares de la base son opuestas, y a partir del tercer o cuarto par son alternas-, y una cabeza amarilla, de hasta 40 centímetros de diámetro.
Se trata de una planta que necesita mucha luz solar, y se adapta tanto a los climas fríos, como a los templados o calientes. Las semillas del girasol –pipas- se utilizan para elaborar aceites comestibles, frutos secos, o incluso biodiesel.
Los girasoles tienen una clase de respuesta frente al estímulo luminoso llamada heliotropismo. Las hojas y las cabezas de las flores siguen la orientación del Sol -del este al oeste- a lo largo del día. Los movimientos desaparecen cuando la flor madura.