La primera gestión no sirvió y se dirigían de nuevo ala escena del crimen cuando oyeron que venia un coche y se dirigía a ellos y se hicieron un lado y el señor del coche se alejo mirándoles, el detective llego a la escena del crimen a investigar el cadáver de Brenda e intento reconstruir la escena del crimen antes que murieran pero no encontró nada y se fue a pasear al acantilado donde medito sobre el crimen y decidió ir a conversar c
con el doctor león Sterndle quien dijo que le avisara si avanzaba el caso para poder ayudar, cuando llego una noticia trágica que Mortimer Tregennis había muerto con toda su familia de la misma manera que sus hermanos y el detective salió corriendo a la escena del crimen con una criada a investigar, mientras el investigaba escucho un ruido se fue a ver y vio a la criada muerta
del susto y miedo donde también encontró un polvo en la lamparilla lo cual guardo un poco para investigar y salió sal
ahí termina
entonces si te la sabes para q preguntas

Respuestas

2013-11-21T00:48:09+01:00
Al relatar de vez en cuando algunas de las experiencias curiosas y los recuerdos interesantes que asocio con mi amistad íntima y prolongada con Mr. Sherlock Holmes, me he topado constantemente con las dificultades que me ha causado su aversión por la publicidad. Para su carácter austero y cínico el aplauso popular siempre ha sido aborrecible, y nada le divertía más al cerrar con éxito un caso que traspasar el mérito a algún oficial ortodoxo, y escuchar con sonrisa burlona el coro general de felicitaciones equivocadas. Ha sido en realidad esta actitud por parte de mi amigo, y no desde luego la falta de material interesante, lo que en los últimos años me ha obligado a publicar muy pocos de mis relatos. Mi participación en algunas de sus aventuras siempre ha sido un privilegio que me ha exigido discreción y reticencia.Quedé, pues, enormemente sorprendido al recibir el martes pasado un telegrama de Holmes -nunca se ha sabido de él que escribiera cuando bastaba un telegrama- en los términos siguientes: “¿Por qué no contarles el horror de Cornualles, el más extraño caso que se me ha encomendado?” Ignoro qué resaca de su cerebro había refrescado el caso en su memoria, o qué antojo le había hecho desear que yo lo relatase; pero me apresuré, antes de que llegara otro telegrama cancelando aquél, a rebuscar las notas que me darían los detalles exactos del caso, y a exponerles el caso a mis lectores.Fue en la primavera del año 1897, cuando en la férreaque había producido en sus rostros la simple deducción de Holmes.-Quizá será mejor que diga primero unas palabras -dijo el vicario-, y entonces usted mismo juzgará si prefiere escuchar los detalles de Mr. Tregennis, o salir corriendo sin pérdida de tiempo hacia el escenario de tan misterioso suceso.del vestíbulo desde fuera.