Respuestas

2013-11-07T03:58:47+01:00
Ecientemente alguien me preguntó sobre la relatividad o no de los valores éticos, si aparte de la dignidad de las personas yo le añadiría algún otro valor que debería tener validez universal, y si había un conocimiento ético de lo que está bien y lo que está mal. 

Y la respuesta que daré es altamente contradictoria, porque pienso que los valores éticos son relativos, que el conocimiento ético es una creencia y como tal válida tan sólo para el grupo que la acepta, y sin embargo, creo en una ética concreta humana que se desprende de su propia naturaleza. 

La ética es un conjunto de normas que rigen la conducta del individuo. 

En los individuos esas normas éticas se localizan en lo que se llama conciencia moral o superyo que se energizan ante situaciones afines al contenido de esos preceptos. 

Las normas éticas pueden ser de origen social, individual o mixta. 

Las normas éticas conllevan premios por su cumplimiento en condiciones difíciles y castigos por su incumplimiento. 

Con la complejización de las sociedades, parte de las normas éticas se expresan en el derecho y se permiten éticas grupales distintas bajo el compromiso de aceptar la ética legalizada. 

La imaginación de los individuos es el gran corrosivo de todas las éticas. No hay nada más amoral que la imaginación. Ella comete los mayores desafueros, perversiones y crímenes, y logra escapar al castigo social si el superyo del portador logra reprimirla antes de que se exprese socialmente. 

Sin embargo, esa misma imaginación es la fuente de una ética individual que trasciende todas las creencias de todos los grupos de todas las épocas. Y en cierto sentido limitado existe la posibilidad de una ética humana si se considera la dicotomía animal-humano que nos es propia. 

Como mamíferos, somos seres sociales que vivimos y sobrevivimos gracias a los demás. Un niño abandonado a su suerte, perece a menos de que sea adoptado por otro grupo mamífero, no necesariamente humano. Por lo que un primer principio ético se desprende de este hecho, que es cuidar a la infancia y corresponder a ese cuido salvaguardando al grupo específico que nos ha cuidado.