Respuestas

2013-11-07T02:31:49+01:00
La mujer del camino.Anónimo.Por las noches en los montes de Estado de México se ven bolas de fuego saltando de un árbol a otro mientras avanzan sigilosamente hasta llegar al pueblo. Me dijeron que cerca del pueblo de San Juan, en México, un hombre que conducía su camión de carga por la carretera a altas horas de la madrugada de pronto se chocó con una figura de mujer y el espíritu de ésta le atravesó todo el cuerpo al golpearla con su camión.El señor, entre confuso y disgustado, se bajo de la cabina para asistir a la mujer a la que creyó haber atropellado, pero en su lugar se encontró a un gran murciélago negro, mal herido.Decidió, pues, llevárselo para entregárselo a alguna veterinaria, echándolo en la parte de atrás del camión, en el remolque donde llevaba toda la carga.Al cabo de unos minutos, mientras conducía, comenzó a escuchar ruidos, gritos y muchos golpes en la parte trasera del camión. De inmediato paró el camión, bajo de nuevo de la cabina y fue a ver qué pasaba en el remolque. Al abrir el portón de carga el ruido cesó.Se había esfumado el murciélago y en su lugar apareció el cuerpo de una mujer muerta.Si os da pánico leerla, el testigo que me argumentó la historia en su momento, había sido partícipe directo de una de ellas.Imaginaos la expresión de su rostro mientras me lo narraba todo junto a una pequeña hoguera con cuatro maderas ardiendo y sólo el resplandor del fuego nos servía de luz para vernos las caras en esa oscura noche. 
muy buena grasias Rosario 3108
no ahi problema =3
¡La mejor respuesta!
2013-11-07T02:32:44+01:00
El señor del Veneno. Cuentan las leyendas que don Fermín era un hombre muy religioso y siempre acudía a rezar a la iglesia, se sentaba y comenzaba a besar bajo un gran crucifijo, luego de terminar se acercaba y besaba los pies y luego colocaba algunas monedas de oro como ofrenda a la iglesia.Un día un señor que envidiaba a don Fermín decidió envenenarlo, para esto le mando un pastel el cual decía que provenía de un amigo de don Fermín. El pastel contenía un veneno el cual haría que don Fermín muriera a los pocos días. Al día siguiente don Fermín acudió a la iglesia como de costumbre, al terminar de rezar se acercó y beso los pies del crucifico, al hacerlo estos se pusieron negros al adsorber todo el veneno dentro de don Fermín, y de pronto el crucifico prendió fuego de la nada.
muchas gracias Caicedoxanti
de nada ojala te sirva de mucho (Y)
ok salu2