Respuestas

2013-11-07T22:26:47+01:00
En esta obra sintetiza los principios de su filosofía política para el acceso de todos los miembros de la comunidad a la vida integral. 

El Salvador era una república cafetalera con hondos contrastes sociales y profundas injusticias de todo tipo. Masferrer se sintió llamado a plantear soluciones, desde una perspectiva humanista y no violenta, para superar la crisis nacional que se estaba incubando. 

En las páginas de Patria dio a conocer su pensamiento, denominado como “vitalista” en el que abogaba por que a cada persona le fueran garantizadas las condiciones mínimas para tener una vida digna. Esto es el núcleo de su gran libro El Mínimum vital, en el cual plantea: “¿Es posible facilitar y aun asegurar a todos los habitantes de la nación este Mínimum de vida , sin el cual toda existencia es un fracaso, toda criatura humana degenera y se bestializa? Sin duda que lo es, puesto que se realiza constantemente en la familia. Toda familia normalmente constituida atiende, en primer término, a obtener y mantener para cada uno de sus miembros el Mínimum Vital: a que todos ellos se alimenten, trabajen, se vistan, habiten en buenas condiciones, adquieran una instrucción elemental, y se desarrollen en todo siguiendo una norma de equidad y justicia.” 



Alberto Masferrer (1868-1932), pensador salvadoreño, de gran influencia en Centroamérica en la turbulenta década de los años treinta. En esta obra sintetiza los principios de su filosofía política para el acceso de todos los miembros de la comunidad a la vida integral. El Minimum vital era una forma de vida, una transformación de la conciencia individual y colectiva que se plasmaba en las leyes y en las instituciones y que garantizaba a todos los ciudadanos un decálogo de derechos y obligaciones, entre los que merecía destacar: “el derecho al trabajo vital como el fundamento y la condición indispensable del bienestar común y de la justicia social, el derecho a la tierra, al agua y a todos los bienes de la tierra “. 
En la doctrina vitalista adquiría especial relevancia la regeneración moral del individuo y de la sociedad con el fin de crear una nueva conciencia continental que fundara “el hombre nuevo”. Este proceso, que iba del individuo a la sociedad, se plasmó en un programa político de carácter social, cuya finalidad era la emancipación del conjunto de la sociedad, especialmente a las clases subalternas, campesinos, obreros y mujeres, para que “todo ello contribuya a forjar la patria”.