Como sigo este cuento?

Era una tarde calurosa
y decidimos con mis amigas ir a la heladería de la esquina a tomar
un rico helado refrescante.
La noche estaba cayendo
y yo ya estaba devuelta para mi casa.
Al cruzar la plaza
escucho unos ruidos extraños y una luz algo azul que provenía desde
un montón de arboles.
Llena de curiosidad
fui, y al acercarme veo algo que sale furioso al cielo. No me dio el
tiempo para ver que era, porque aquello si que iba a una velocidad
muy alta.

Un poco asustada di la
vuelta, pero mayor fue la sorpresa al ver que un enanito verde, con
antenas y tres ojos, me saludaba con sus únicos dos dedos. Trate de
alejarme pero aquella criatura me seguía hacia todos lados e imitaba
todo lo que yo hacia.
Intente calmarme y me
senté en un banco. Me hablo y me dijo con una voz algo difícil de
entender: ''Vengo desde mi planeta Kriptonio. Los marcianos rojos
nos atacaron y tuve que escapar en busca de un ejercito que nos ayude
a combatirlos''

Me pellizque una, dos y
tres veces. No podía creer lo que estaba viviendo.
No se por que, pero sin
responderle nada, tome a la criatura con un poco de asco y la metí
dentro de la mochila que llevaba.
Me apure, porque mi
madre se iba a enojar mucho conmigo si no llegaba a la hora indicada.
Entre a mi casa y sin
ni siquiera saludar subí las escaleras y me encerré en mi cuarto.

En un estado de
nerviosismo abrí la mochila y me fije si aquella cosa estaba, y si
estaba. Busque una caja, adentro puse la mochila con todo y luego la
puse en un ropero.
Disimulando la
situación baje y fui a cenar y estar con mis hermanos como lo hacia
todos los días.
Cuando mama nos mando a
todos a dormir saque la caja y la mochila del ropero. Puse a la
criatura bastante lejos mio y con mucha tranquilidad le pregunte como
era su nombre. Por su gesto me pareció que no me entendió, así que
trate de imitar su acento. Pudo entenderme. Su nombre era Tintin. Me
dio un poco de gracia.
Seguí hablándole,
hasta que me pareció que verdaderamente era amigable. Llego el
momento de presentarme. Le dije mi nombre, que le costo un poco
aprender, y me pregunto casi todas las mismas cosas que yo le había
preguntado anteriormente.
Después de charlar por
un buen rato, lo lleve a un galpón al que nadie entraba y le
acondicione un lugar para que pasase la noche. Estaba seguro.

A la mañana siguiente
lo primero que hice fue ir a verlo. No estaba y me desespere. Lo
llame y lo llame pero no respondía. Recorrí toda la casa, y al
entrar en la oficina de papa vi que estaba tratando de hacer
funcionar la vieja radio de comunicación. Lo lleve a mi cuarto y le
explique que no funcionaba. Le pregunte que hacia ahí y me dijo que
intentaba comunicarse con sus pares.
Después de desayunar
lo lleve hasta la plaza y en un lugar algo apartado le dije que me
explicara que era todo lo que estaba pasando y que podía hacer para
ayudarlo.
Esto fue lo que me
contesto: '' Si mis compañeros no llegan hoy después del
mediodía deberé irme por mi cuenta, por lo que debería construir
mi propia nave''

Esperamos y esperamos,
pero la nave que lo vendría a buscar no aparecía, así que le dije
que ya fuera pensando que era lo que iba a necesitar para
construirla.

Antes de irnos a dormir
preparamos una lista de todo lo que íbamos a necesitar.
Los materiales parecían
bastante complicados de encontrar, pero con el tiempo aparecerían.
Desde metales que nunca
había escuchado nombrar hasta reactivos y elementos químicos
irreconocibles.
Pasamos una y casi dos
semanas para conseguir todo.

Cuando poseían de
todo, buscaron un lugar bastante alejado y escondido de todo para que
nada ni nadie los viera y encontrara.
La vieja cabaña
abandonada de la playa era el lugar ideal.

1

Respuestas

2013-10-28T01:45:57+01:00
Primero una pequeña observacion..
en la ultima parte donde dice "cuando poseian" me parece que no va acorde a la primera persona en la que cuentas toda la historia.. me suena a tercera persona.. creo que seria "cuando poseíamos" 
pero te dare una idea...
... fueron a la playa y buscaron un lugar apartado entre unos arbustos y plantas para que nadie nos observara mientras trabajamos. pasamos una tarde increible y nos divertimos muchisimo. jamas pense compartir tanto con ese pequeño amiguito. no terminamos ese dia haci que decidimos cubrir la nave y dejarla escondida para que nadie pudiera encontrarla, tardamos 5 dias en construirla y nos hacia falta algo que hiciera funcionar el motor, mi amiguito no sabia con que podia arrancar, asi que decidimos regresar a casa; a la mañana siguiente me dijo que por la noche habia recibido una señal de sus parientes y que mientras yo dormia casi todas las noches el habia reparado el radio viejo y que por hay se comunicaba con ellos y me confeso que se sentia muy agusto conmigo y que no queria marcharse pues sus amigos ya habian resuelto los problemas y se habian llevado nuestra nave.
yo muy entusiamada le dije que se quedara conmigo pues ya nos habiamos hecho muy amigos y el respondio que se quedaria con la condicion de que yo fuera a conocer su planeta la semana entrante.. fiiin..!!! jejejejeje